Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Asbestosis

Por Lee S. Newman, MD, MA, Professor;Director, Colorado School of Public Health and School of Medicine, University of Colorado at Denver;Center for Worker Health and Environment and NIOSH Mountain and Plains ERC

Información:
para pacientes

La asbestosis es una forma de fibrosis pulmonar intersticial causada por la exposición al amianto. El diagnóstico se basa en los antecedentes y los hallazgos en la radiografía de tórax o la TC. El tratamiento es de sostén.

El amianto es una familia de silicatos naturales cuyas propiedades estructurales y de resistencia al calor lo hace útil para su inclusión en los materiales de construcción y de la construcción naval, frenos de automóvil y algunos productos textiles. El crisotilo (una fibra serpentina), la crocidolita y la amosita (anfíboles o fibras rectas) son los 3 tipos principales de amianto que causan enfermedad.

La asbestosis es una consecuencia mucho más común de la exposición al amianto (asbesto) que el cáncer. Los trabajadores de astilleros, industrias textiles y de la construcción, los que remodelan casas, los que reducen el amianto y los mineros expuestos a fibras de amianto se encuentran entre los trabajadores con riesgo de enfermedad. Entre los miembros de la familia de trabajadores expuestos y entre las personas que viven cerca de las minas, puede producirse la exposición secundaria.

Fisiopatología

Los macrófagos alveolares que intentan fagocitar las fibras inhaladas liberan citocinas y factores de crecimiento que estimulan la inflamación, el daño oxidativo, el depósito de colágeno y, por último, la fibrosis. Las fibras de amianto también pueden ser directamente tóxicas para el tejido pulmonar. El riesgo de enfermedad suele estar relacionado con la duración y la intensidad de exposición y con el tipo, la longitud y el grosor de las fibras inhaladas.

Signos y síntomas

La asbestosis al comienzo es asintomática, pero puede causar disnea progresiva, tos no productiva y astenia. El trastorno progresa en > 10% de los pacientes, incluso después del cese de la exposición. La asbestosis avanzada puede causar hipocratismo digital, crepitantes secos en ambas bases del pulmón y, en casos graves, signos y síntomas de insuficiencia ventricular derecha (cor pulmonale).

Diagnóstico

  • Radiografía de tórax, de preferencia TC de tórax

  • A veces, lavado broncoalveolar o biopsia de pulmón

El diagnóstico se basa en los antecedentes de exposición y la radiografía o la TC de tórax. La radiografía de tórax muestra opacidades reticulares lineales que significan la fibrosis, en general en las zonas periféricas de los lóbulos inferiores. Las opacidades suelen ser bilaterales y a menudo se acompañan por alteraciones pleurales (ver Enfermedad Pleural Relacionada con el Asbesto). La presencia de opacidades en panal de abejas significa enfermedad más avanzada, que puede implicar los campos pulmonares medios e inferiores. Al igual que la silicosis, la gravedad se clasifica por la escala de la Organización Internacional del Trabajo (International Classification of Radiographs of Pneumoconioses [Clasificación Internacional de Radiografías de Neumoconiosis]) basada en el tamaño, la forma, la localización y la profusión de las opacidades. A diferencia de la silicosis, la asbestosis produce opacidades reticulares con un predominio en el lóbulo inferior. Las adenopatías hiliares y mediastínicas y las opacidades nodulares son poco características y sugieren un diagnóstico diferente. La radiografía de tórax no es una técnica sensible; la TC de tórax de de alta resolución (de cortes finos) es útil cuando la asbestosis es un diagnóstico probable. La TC también es superior a la radiografía de tórax para identificar alteraciones pleurales.

Las pruebas de la función pulmonar, que puede mostrar reducciones de los volúmenes pulmonares y de la capacidad de difusión del monóxido de carbono (DLco), son inespecíficas, pero ayudan a caracterizar los cambios en la función pulmonar en el tiempo. La oximetría de pulso efectuada en reposo y durante el esfuerzo es inespecífica pero sensible para detectar el deterioro inducido por el asbesto.

El lavado broncoalveolar o la biopsia de pulmón están indicados sólo cuando las medidas no invasivas no proporcionan un diagnóstico concluyente; la demostración de las fibras de amianto indica asbestosis en pacientes con fibrosis pulmonar, aunque estas fibras ocasionalmente pueden encontrarse en los pulmones de las personas expuestas sin enfermedad y pueden no estar presentes en las muestras de pacientes con asbestosis. Por lo tanto, la demostración de fibras de amianto puede ser útil, pero no es necesaria para el diagnóstico.

Pronóstico

El pronóstico varía; muchos pacientes no tienen síntomas o éstos son leves, mientras que algunos desarrollan disnea progresiva y unos pocos, insuficiencia respiratoria, insuficiencia ventricular derecha y cáncer.

El cáncer de pulmón (en general, carcinoma pulmonar no microcítico) aparece en pacientes con asbestosis con una tasa 8 a 10 veces superior a la de los que no tienen asbestosis y es especialmente frecuente entre los trabajadores expuestos a las fibras anfibólicas, aunque todas las formas de amianto inhalado se han asociado con un riesgo elevado de cáncer. El amianto y el tabaquismo tienen un efecto sinérgico sobre el riesgo de cáncer de pulmón (ver Generalidades de los tumores pulmonares ).

Tratamiento

  • Terapia de soporte

No existe ningún tratamiento específico. La detección temprana de hipoxemia y la insuficiencia ventricular derecha conducen al uso de terapia con O2 suplementaria y al tratamiento de la insuficiencia cardíaca. La rehabilitación pulmonar puede ser útil para los pacientes con discapacidad por esta enfermedad.

Prevención

Las medidas preventivas incluyen la interrupción de la exposición, la disminución del amianto en los ámbitos ocupacionales y no ocupacionales, dejar de fumar y la vacunación antineumocócica y antigripal. La cesación del hábito de fumar es especialmente importante si se tiene en cuenta el riesgo multiplicativo de cáncer de pulmón en pacientes que tienen ambas exposiciones, al amianto y al humo del tabaco.

Conceptos clave

  • La asbestosis es una consecuencia mucho más común de la exposición al amianto (asbesto) que el cáncer, pero los pacientes con asbestosis tienen mayor riesgo de cáncer de pulmón.

  • El diagnóstico generalmente requiere TC de tórax de alta resolución

  • Tratar la asbestosis con medidas sintomáticas; es importante que el paciente deje de fumar.

Recursos en este artículo