Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Carcinoide bronquial

Por Anne S. Tsao, MD, Director, Mesothelioma Program; Director, Thoracic Chemo-radiation Program, Department of Thoracic/Head & Neck Medical Oncology, Division of Cancer Medicine, University of Texas M.D. Anderson Cancer Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los carcinoides bronquiales son tumores neuroendocrinos raros y de crecimiento lento que se originan en la mucosa bronquial; afectan a pacientes entre los 40 y 70 años.

La mitad de los pacientes son asintomáticos, y la mitad presenta síntomas de obstrucción de las vías aéreas, como disnea, sibilancias y tos, que a menudo conduce a un diagnóstico erróneo de asma. También son frecuentes la neumonía recidivante, la hemoptisis y el dolor torácico. Los síndromes paraneoplásicos, como el síndrome de Cushing por ACTH ectópica, la acromegalia debido a la producción ectópica del factor liberador de somatotropina y el síndrome de Zollinger-Ellison por producción ectópica de gastrina, son más frecuentes que el síndrome carcinoide (ver Síndrome carcinoide), que aparece en < 3% de pacientes con el tumor. Rara vez aparece un soplo cardíaco izquierdo (estenosis o insuficiencia mitral) debido a daño valvular inducido por la serotonina (en comparación con las lesiones valvulares derechas del carcinoide gastrointestinal).

El diagnóstico se basa en la biopsia broncoscópica, pero la evaluación inicial a menudo implica la TC de tórax, que revela calcificaciones tumorales en hasta un tercio de los pacientes. La gammagrafía con octeótrida marcada con indio 111 es útil para determinar la propagación regional y metastásica. Las concentraciones elevadas de serotonina urinaria y de ácido 5-hidroxiindolacético apoyan el diagnóstico, pero estas sustancias en general no están elevadas.

El tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica con quimioterapia adyuvante o sin ella y/o con terapia radiante. El pronóstico depende del tipo tumoral. La supervivencia a los 5 años para los carcinoides típicos (bien diferenciados) es > 90%; para los tumores atípicos, es del 50 al 70%.