Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Cáncer Testicular

Por Viraj A. Master, MD, PhD, Associate Professor, Department of Urology, Winship Cancer Institute, Emory University

Información:
para pacientes

El cáncer testicular comienza como una masa en el escroto, que en general no es dolorosa. El diagnóstico se realiza con una ecografía. El tratamiento incluye orquiectomía y, a veces, resección de los ganglios linfáticos, radioterapia, quimioterapia o una combinación de ellas, según la histología y el estadio.

El cáncer testicular es el cáncer sólido más común en los varones de 15 a 35 años, con unos 8.000 casos cada año, pero solo unas 400 muertes. La incidencia es 2,5 a 20 veces más elevada en pacientes con criptorquidia. Este riesgo disminuye o desaparece si se realiza una orquidopexia antes de los 10 años. El cáncer puede desarrollarse también en el testículo contralateral con descenso normal. La causa del cáncer testicular se desconoce.

La mayoría de los cánceres testiculares se originan en las células germinales primordiales. Los tumores de las células germinales se clasifican como seminomas (40%) o no seminomas (los tumores que contienen cualquier elemento diferente de un seminoma). Los no seminomas incluyen teratomas, carcinomas embrionarios, tumores del seno endodérmico (p. ej., tumores del saco vitelino) y coriocarcinomas. Las combinaciones histológicas son comunes; p. ej., un teratocarcinoma contiene componentes de teratoma más carcinoma embrionario. Los carcinomas funcionantes de células intersticiales testiculares son raros.

Incluso los pacientes con tumores aparentemente localizados pueden tener metástasis ocultas en los ganglios o en las vísceras. Por ejemplo, casi el 30% de los pacientes con cáncer no seminoma tiene recidivas con metástasis ganglionares o viscerales si no se somete a ningún tratamiento después de la orquiectomía. El riesgo de metástasis es mayor para el coriocarcinoma y menor para el teratoma.

Los tumores originados en el epidídimo, los apéndices testiculares y el cordón espermático suelen ser fibromas benignos, fibroadenomas, tumores adenomatoides y lipomas. En ocasiones aparecen sarcomas, más comúnmente rabdomiosarcomas, especialmente en niños.

Signos y síntomas

La mayoría de los pacientes consultan por una masa escrotal, que es indolora o a veces se asocia con un dolor sordo y sostenido. En algunos pocos pacientes, una hemorragia dentro del tumor puede producir dolor local agudo y sensibilidad al tacto. Muchos descubren la masa por sí mismos después de un traumatismo menor del escroto.

Diagnóstico

  • Ecografía para observar las masas escrotales

  • Exploración si hay una masa testicular

  • Estadificación por TC abdominal, pelviana y de tórax, así como examen de los tejidos

Muchos pacientes descubren la masa ellos mismos durante un autoexamen. Debe fomentarse el autoexamen mensual entre los varones jóvenes.

El origen y la naturaleza de las masas escrotales debe determinarse con exactitud, porque la mayoría de las masas testiculares son malignas, pero la mayoría de las masas extratesticulares no lo son; distinguir entre las dos durante la evaluación física puede ser difícil. La ecografía del escroto puede confirmar el origen testicular. Si se confirma una masa testicular, deben medirse las concentraciones séricas de los marcadores α-fetoproteína y gonadotropina coriónica humana-β y realizarse una radiografía del tórax. Luego está indicada la exploración inguinal; se expone el cordón espermático y se lo pinza antes de manipular el testículo afectado.

Si se confirma el cáncer, es necesaria una TC de abdomen, pelvis y tórax para establecer la estadificación clínica con el sistema estándar TNM (tumor, ganglio, metástasis; Estadificación del cáncer testicular de AJCC/TNM* y Definiciones de TMN y marcadores séricos para el cáncer testicular). Los tejidos obtenidos durante el tratamiento (que en general es la orquiectomía inguinal radical) brindan información histopatológica importante, en especial sobre la proporción de los tipos histológicos y la presencia de invasión vascular intratumoral o linfática. Esta información puede predecir el riesgo de metástasis ocultas en los ganglios linfáticos o las vísceras. Los pacientes con tipos de tumores diferentes de los seminomas tienen un 30% de riesgo de recurrencias, a pesar de las radiografías y los marcadores séricos normales y de tener lo que parece ser una enfermedad localizada. Los seminomas son recurrentes en un 15% de estos pacientes.

Estadificación del cáncer testicular de AJCC/TNM*

Estadio

Tumor

Metástasis en ganglios linfáticos regionales

Metástasis a distancia

Marcadores tumorales séricos

0

pTis

N0

M0

S0

I

pT1-pT4

N0

M0

SX

IA

pT1

N0

M0

S0

IB

pT2

N0

M0

S0

pT3

N0

M0

S0

pT4

N0

M0

S0

IS

Cualquier pT/pTX

N0

M0

S1-S3

II

Cualquier pT/pTX

N1-N3

M0

SX

IIA

Cualquier pT/pTX

N1

M0

S0

Cualquier pT/pTX

N1

M0

S1

IIB

Cualquier pT/pTX

N2

M0

S0

Cualquier pT/pTX

N2

M0

S1

IIC

Cualquier pT/pTX

N3

M0

S0

Cualquier pT/pTX

N3

M0

S1

III

Cualquier pT/pTX

Cualquier N

M1

SX

IIIA

Cualquier pT/pTX

Cualquier N

M1a

S0-S1

IIIB

Cualquier pT/pTX

N1-N3

M0

S2

Cualquier pT/pTX

Cualquier N

M1a

S2

IIIC

Cualquier pT/pTX

N1-N3

M0

S3

Cualquier pT/pTX

Cualquier N

M1a

S3

Cualquier pT/pTX

Cualquier N

M1b

Cualquier S

*Para las definiciones de estadificación AJCC/TNM, ver Definiciones de TMN y marcadores séricos para el cáncer testicular

Adaptado de Edge SB, Byrd DR, Compton CC, y cols.: AJCC Cancer Staging Manual, 7a. edición. Nueva York, Springer, 2010.

Definiciones de TMN y marcadores séricos para el cáncer testicular

Característica

Definición

Tumor

pTX

No valorables

pT0

No hay evidencia de tumor primario (p. ej., cicatriz en el testículo)

pTis

Tumores intratubular en células germinales (carcinoma in situ)

pT1

Limitado a los testículos y el epidídimo, sin invasión vascular o linfática

Puede invadir la túnica albugínea pero no la vaginal

pT2

Limitado al testículo o al epidídimo con invasión vascular o linfática, o extensión a través de la túnica albugínea y compromiso de la túnica vaginal

pT3

Invade el cordón espermático, con o sin invasión vascular o linfática

pT4

Invade el escroto con o sin invasión vascular o linfática

Metástasis en ganglios linfáticos regionales

NX

No valorables

N0

Ausente

N1

≥ 1 ganglio, todos ≤ 2 cm de diámetro máximo

N2

≥ 1 ganglio, > 2 cm pero ≤ 5 cm en su diámetro máximo, con o sin otros ganglios ≤ 5 cm en su diámetro máximo

N3

≥ 1 ganglio, > 5 cm de diámetro máximo

Metástasis a distancia

M0

Ausente

M1

Presente

M1a

Metástasis en ganglios no regionales o pulmonar

M1b

Metástasis a distancia en lugares diferentes a los ganglios linfáticos no regionales o el pulmón

Marcadores séricos

SX

Marcadores no disponibles o no medidos

S0

Concentraciones dentro de los límites normales

S1

LDH < 1,5 veces el límite superior de lo normal para el ensayo de LDH y hCG < 5.000 mIU/mL y AFP < 1.000 ng / ml

S2

LDH = 1,5 a 10 veces el límite superior normal para el ensayo de LDH o hCG de 5.000 a 50.000 mIU/mL o AFP de 1.000 a 10.000 ng/mL

S3

LDH > 10 veces el límite superior normal para el ensayo de LDH o hCG > 50.000 mIU/mL o AFP > 10.000 ng/mL

AFP = alfa fetoproteína; AJCC = American Joint Commission on Cancer; hCG = gonadotropina coriónica humana; p = estadificación patológica; pT = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales (evaluados clínicamente); M = metástasis a distancia; S = marcadores tumorales séricos.

Datos de Edge SB, Byrd DR, Compton CC, y cols.: AJCC Cancer Staging Manual, 7.a edición. Nueva York, Springer, 2010.

Pronóstico

El pronóstico depende de la histología y el tamaño del tumor. La tasa de supervivencia a 5 años es > 95% para pacientes con seminoma o no seminoma localizado en el testículo, o con no seminoma y metástasis pequeñas en el retroperitoneo. La tasa de supervivencia a 5 años para aquellos con metástasis retroperitoneales grandes o con metástasis pulmonares o de otras vísceras varía desde el 48% (para algunos no seminomas) hasta > 80%, según el sitio, el volumen y la histología de las metástasis, pero incluso los pacientes con enfermedad avanzada en el momento del diagnóstico pueden curarse.

Tratamiento

  • Orquiectomía inguinal radical

  • Radioterapia para los seminomas

  • Generalmente, resección de los ganglios linfáticos retroperitoneales para no seminomas

La orquiectomía inguinal radical es la base fundamental del tratamiento, y brinda además importante información para el diagnóstico; también ayuda a formular el plan de tratamiento posterior. Durante la orquiectomía, puede colocarse una prótesis testicular cosmética. Las prótesis de silicona no suelen estar disponibles debido a los problemas asociados con los implantes mamarios. Sin embargo, se han desarrollado implantes salinos. Para los varones que deseen conservar su capacidad reproductiva, una posibilidad es la preservación en un banco de semen antes de la radioterapia o la quimioterapia.

Radioterapia

El tratamiento estándar para el seminoma después de la orquiectomía unilateral es la radioterapia, por lo general con 20 a 40 Gy (se usan dosis más altas para pacientes con una masa ganglionar) desde las regiones paraaórticas hasta el diafragma. La región ilioinguinal ipsilateral ya no se trata en forma rutinaria. En ocasiones, también se irradian el mediastino y la región supraclavicular izquierda, dependiendo del estadio clínico.

Resección de los ganglios linfáticos

Para los no seminomas, muchos expertos consideran como tratamiento estándar el vaciamiento retroperitoneal. Para los tumores de estadio clínico 1 en pacientes sin factores pronósticos que indiquen probabilidad de recidivas, una alternativa es la vigilancia activa (determinaciones frecuentes de los marcadores séricos, radiografías del tórax, TC). Las masas ganglionares retroperitoneales de tamaño intermedio requieren la resección de los ganglios y quimioterapia (p. ej., bleomicina, etopósido, cisplatino), pero la secuencia óptima no está aclarada aún.

el vaciamiento de los ganglios linfáticos se realiza por laparoscopia en algunos centros. El efecto adverso más común de este tratamiento es la imposibilidad de eyacular. Sin embargo, a menudo es posible una resección con conservación de los nervios, en especial para tumores de etapas iniciales, que suele preservar la eyaculación.

Quimioterapia

Las masas ganglionares > 5 cm, las metástasis en ganglios por encima del diafragma o las metástasis viscerales requieren una quimioterapia combinada inicial basada en platino, seguida por una cirugía de las masas residuales. Este tratamiento por lo general controla al tumor a largo plazo. La fertilidad suele verse afectada, pero no se ha demostrado que haya ningún riesgo para el feto si se logra el embarazo.

Vigilancia

La vigilancia es adecuada para algunos pacientes, aunque muchos médicos no ofrecen esta opción porque para que sea segura se requieren protocolos de seguimiento rigurosos y un excelente cumplimiento terapéutico por parte del paciente. Es más común que se la ofrezca a aquellos con bajo riesgo de recidivas. Los pacientes de alto riesgo por lo general merecen el vaciamiento retroperitoneal o, en algunos casos, a 2 ciclos de quimioterapia después de la orquiectomía en lugar de la cirugía.

Recidivas

Por lo general, las recidivas de los no seminomas se tratan con quimioterapia, aunque el vaciamiento retroperitoneal puede ser adecuada para algunos pacientes con recidivas ganglionares y sin evidencias de metástasis viscerales. La vigilancia no se usa tan a menudo en los seminomas porque la morbilidad asociada con 2 semanas de radioterapia es muy baja, y el resultado de prevención de las recidivas tardías es muy elevado, por lo que hay pocos motivos para evitar el tratamiento.

Conceptos clave

  • El cáncer testicular es el cáncer sólido más común en los varones de 15 a 35 años, pero suele ser curable, especialmente el seminoma.

  • Evaluar las masas escrotales por ecografía y, si son testiculares, hacer una radiografía de tórax y medir α-fetoproteína y β-gonadotropina coriónica humana.

  • Realizar una orquiectomía inguinal radical, por lo general con radioterapia (para los seminomas) y vaciamiento ganglionar retroperitoneal (para los no seminomas).

Recursos en este artículo