Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Nefropatía por analgésicos

Por Navin Jaipaul, MD, MHS, Associate Professor of Medicine;Chief, Nephrology, Loma Linda University School of Medicine;VA Loma Linda Healthcare System

Información:
para pacientes

La nefropatía por analgésicos es la nefritis tubulointersticial crónica causada por el consumo acumulado durante toda la vida de grandes cantidades (p. ej., 2 kg) de determinados analgésicos.

La nefropatía por analgésicos, un tipo de nefritis intersticial crónica (ver Nefritis tubulointersticial : Nefritis tubulointersticial crónica (NTIC)), se describió originalmente en asociación con el consumo excesivo de analgésicos combinados que contenían fenacetina (típicamente junto con aspirina, paracetamol, codeína o cafeína). Sin embargo, a pesar de que la fenacetina se retiró del mercado, la nefropatía por analgésicos siguió apareciendo. Los estudios para identificar la causa han arrojado resultados equívocos, pero se han implicado en este cuadro el acetaminofeno o paracetamol, la aspirina y otros AINE. El mecanismo no está claro. No se sabe si los inhibidores de la COX-2 causan la nefropatía por analgésicos, pero son fármacos que posiblemente causen nefritis tubulointersticial aguda y síndrome nefrótico debido a enfermedad de cambios mínimos o nefropatía membranosa.

La nefropatía por analgésicos predomina en las mujeres (la edad pico de incidencia es de 50 a 55 años) y, en los Estados Unidos, es responsable del 3 al 5% de los casos de enfermedad renal terminal (13 a 20% en Australia y Sudáfrica).

Los pacientes presentan falla renal y, en general, proteinuria no nefrótica, con un sedimento urinario sin cambios importantes o piuria estéril. Son comunes la hipertensión, la anemia y las alteraciones de la concentración de la orina una vez que se desarrolla la insuficiencia renal. El dolor lumbar, la hematuria y la eliminación de una papila renal (que causa obstrucción del tracto superior) son signos de necrosis papilar que se produce más tarde en el transcurso de la enfermedad. Los pacientes se quejan de dolores musculoesqueléticos, cefaleas, malestar y dispepsia crónicos, que pueden estar relacionados con el consumo de analgésicos a largo plazo más que con la nefropatía por analgésicos.

El diagnóstico se basa en los antecedentes de consumo crónico de analgésicos y en la TC sin contraste. Los signos de nefropatía por analgésicos en la TC son los siguientes:

  • Tamaño disminuido del riñón

  • Contornos irregulares, definidos como al menos 3 indentaciones en el margen normalmente convexo del riñón

  • Calcificaciones papilares

La combinación de estos hallazgos tiene una sensibilidad del 85% y una especificidad del 93% para el diagnóstico temprano, pero estos datos de especificidad y sensibilidad se basan en estudios realizados cuando era común el uso de analgésicos con fenacetina.

La función renal se estabiliza cuando se interrumpe la administración de los analgésicos, a menos que la falla renal sea avanzada; en este caso, puede progresar a una enfermedad renal crónica. Los pacientes con nefropatía por analgésicos tienen un riesgo aumentado de padecer carcinoma de células de transición del tracto urinario.