Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Nefropatía asociada con el HIV

Por Navin Jaipaul, MD, MHS, Associate Professor of Medicine;Chief, Nephrology, Loma Linda University School of Medicine;VA Loma Linda Healthcare System

Información:
para pacientes

La nefropatía asociada con el HIV se caracteriza por hallazgos clínicos similares a los de la glomeruloesclerosis focal segmentaria y, a menudo, características en la biopsia de glomerulopatía colapsante (una variante de la glomeruloesclerosis focal segmentaria).

La nefropatía asociada con el HIV (NAHIV), un tipo de síndrome nefrótico (ver Generalidades del síndrome nefrótico), parece ser más común entre los pacientes de raza negra con HIV que son usuarios de drogas inyectables o no cumplen bien la terapia antirretroviral. La infección de las células renales por el HIV puede contribuir al cuadro.

En su mayoría, los hallazgos clínicos son similares a los de la glomerulosclerosis focal segmentaria (ver Glomerulosclerosis focal segmentaria : Signos y síntomas), pero la hipertensión es menos común y los riñones mantienen un tamaño aumentado. La mayoría de los pacientes experimentan una progresión rápida a enfermedad renal terminal en 1 a 4 meses.

Diagnóstico

  • Biopsia renal

Se sospecha una NAHIV en pacientes con síndrome nefrótico o nefropatía y que tienen sida o síntomas de sida. Esta patología debe distinguirse de los muchos otros trastornos que se producen con mayor frecuencia en los pacientes infectados por HIV y que causan enfermedad renal, como la microangiopatía trombótica (síndrome urémico-hemolítico y púrpura trombocitopénica trombótica), glomerulonefritis mediada por inmunocomplejos y nefritis intersticial o rabdomiólisis inducidas por fármacos (indonavir y ritonavir para la primera, estatinas para la segunda).

Si se realiza una ecografía en la NAHIV, ésta muestra los riñones con tamaño aumentado y altamente ecogénicos. En general se realiza una biopsia renal. La microscopia óptica muestra colapso de los capilares de gravedad variable (glomerulopatía colapsante) y distintos grados de matriz mesangial aumentada. Las células tubulares muestran cambios degenerativos marcados y atrofia tubular o dilatación microcítica. Son comunes los infiltrados intersticiales de células inmunitarias, la fibrosis y el edema. Se encuentran inclusiones reticulares tubulares, similares a las del LES, dentro de las células endoteliales, aunque en la actualidad son raras con las terapias más eficaces para el HIV. La tensión arterial normal y los riñones de tamaño aumentado ayudan a diferenciar la NAHIV de la glomerulosclerosis focal segmentaria.

Tratamiento

  • Terapia antirretroviral muy activa e inhibidores de la ECA

El control de la infección por HIV puede ayudar a minimizar el daño renal. Los inhibidores de la ECA probablemente sean beneficiosos. El papel de los corticoides no está aún bien definido. Por lo general, se requiere diálisis. En algunos centros, se han obtenido resultados excelentes después del trasplante.

Recursos en este artículo