Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fimosis y parafimosis

Por Patrick J. Shenot, MD, Associate Professor of Urology, Thomas Jefferson University

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La fimosises la incapacidad para retraer el prepucio. La parafimosis es el atrapamiento del prepucio en la posición de retracción; es una emergencia médica.

Fimosis

La fimosis es normal en los niños y típicamente resuelve antes de los 5 años. No se requiere tratamiento, a menos que existan complicaciones como balanitis, infecciones urinarias, obstrucción de la salida de orina, enfermedad dermatológica que no mejora o sospecha de carcinoma.

Suele ser eficaz la aplicación de una crema de betametasona al 0,05%, 2 o 3 veces al día, en el borde del prepucio y en la zona que hace contacto con el glande, durante 3 meses. También es de ayuda retraer el prepucio suavemente con 2 dedos o sobre el pene erecto durante 2 a 3 semanas, con cuidado de no causar parafimosis. Si las medidas conservadoras no son eficaces, la circuncisión es la opción quirúrgica de preferencia.

En los adultos, la fimosis puede producirse por una balanopostitis o una irritación prolongada. Aumenta el riesgo de infección urinaria, cáncer de pene, HIV y enfermedades de transmisión sexual. El tratamiento habitual es la circuncisión.

Parafimosis

La parafimosis puede producirse cuando el prepucio se deja retraído (detrás del glande). La retracción puede producirse durante el cateterismo o el examen físico. Si el prepucio retraído está tenso, actúa como un torniquete, lo que produce edema del glande; éste impide que el prepucio vuelva a su posición normal y empeora la constricción.

Perlas y errores

  • Recordar siempre reducir el prepucio después de la cateterización uretral.

La parafimosis debe considerarse una emergencia, porque la constricción lleva rápidamente al compromiso vascular y la necrosis del glande. La compresión circunferencial firme del glande con la mano puede aliviar el edema lo suficiente como para permitir que el prepucio vuelva a su posición normal. Si esta técnica no es eficaz, el cuadro puede mejorar temporalmente con una incisión dorsal realizada bajo anestesia local. Luego se realiza una circuncisión cuando el edema se ha resuelto.

Recursos en este artículo