Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Desarrollo y diseminación del cáncer

Por Bruce A. Chabner, MD, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital Cancer Center ; Elizabeth Chabner Thompson, MD, MPH, New York Group for Plastic Surgery

Las células cancerosas se desarrollan a partir de células sanas mediante un proceso complejo denominado transformación maligna.

Inicio

La primera fase en el desarrollo del cáncer es el inicio, en el que un cambio en el material genético de la célula la convierte en cancerosa. Este cambio genético puede ocurrir de forma espontánea o estar provocado por un cancerígeno. Entre los cancerígenos se incluyen muchos productos químicos, el tabaco, los virus, la radiación y la luz solar. Sin embargo, no todas las células son igual de vulnerables a los cancerígenos. Un defecto genético en una célula puede hacerla más propensa. Incluso la irritación física crónica puede ocasionar que una célula sea más sensible a los cancerígenos.

Promoción

La segunda y última fase en el desarrollo del cáncer es la promoción. Los promotores son sustancias que se encuentran en el ambiente o incluso algunos fármacos tales como las hormonas sexuales (por ejemplo, la testosterona que se toma para mejorar el impulso sexual y la energía en los hombres mayores). A diferencia de los cancerígenos, los promotores no provocan cáncer por sí mismos. En cambio, permiten que una célula que ha sufrido la fase de inicio se vuelva cancerosa. La promoción no tiene ningún efecto en las células que no han sufrido la fase de inicio. Por lo tanto, para que haya cáncer, es necesaria la presencia de varios factores, que suelen ser combinar una célula sensible y un cancerígeno.

Algunos cancerígenos son lo bastante potentes para provocar cáncer sin necesidad de promoción. Por ejemplo, la radiación ionizante (que se utiliza en las radiografías y se produce en las centrales nucleares, así como tras la explosión de bombas atómicas) provoca varios tipos de cáncer, sobre todo, sarcomas, leucemia, cáncer de tiroides y cáncer de mama.

Diseminación

El cáncer puede crecer directamente en el tejido circundante o extenderse a otros tejidos u órganos, cercanos o lejanos. Se puede diseminar a través del sistema linfático, lo que es típico de los carcinomas. Por ejemplo, el cáncer de mama se extiende primero a los ganglios linfáticos cercanos de la axila y solo más tarde se disemina a lugares distantes. El cáncer también puede propagarse a través del torrente sanguíneo, lo que es típico de los sarcomas.

¿Sabías que...?

  • La terminación "-oma" añadida al nombre de un tipo de células describe las células cancerosas de un tipo particular. Por ejemplo, un meningioma es un cáncer que se desarrolla en las membranas que cubren el cerebro o la médula espinal (las meninges), y un hepatoma es un cáncer que comienza en el hígado (hepático).

Recursos en este artículo