Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Estado vegetativo

Por Kenneth Maiese, MD, Cancer Institute of New Jersey, New Jersey Health Sciences University

Se produce un estado vegetativo cuando el cerebro (la parte del encéfalo que controla el pensamiento y el comportamiento) no funciona, pero el hipotálamo y el tronco del encéfalo (las partes que controlan las funciones vitales, como los ciclos de sueño, la temperatura corporal, la respiración, la presión arterial y la frecuencia cardíaca) siguen funcionando. Por lo tanto, una persona en estado vegetativo abre los ojos pero por lo demás no responde a la estimulación de una manera significativa. No puede hablar y no tiene conciencia de sí mismo o de su entorno.

El estado vegetativo es raro. Por lo general, un estado vegetativo se ha considerado un trastorno de larga duración (crónico). Es decir, si una persona parece encontrarse en estado vegetativo, pero se recupera pasadas algunas semanas, probablemente nunca llegó a estar en esta situación. Cuando el estado vegetativo dura más de 1 mes, solía considerarse un estado vegetativo persistente, pero en la actualidad los médicos apenas utilizan dicha expresión. Muy pocos sujetos de los que han estado en estado vegetativo durante más de 1 mes continúan mejorando durante meses o años, sobre todo si la causa fue un daño cerebral debido a una lesión encefálica (traumatismo craneoencefálico ver Introducción a los traumatismos craneales).

Se desconoce cuántas personas se encuentran en estado vegetativo, pero se cree que en Estados Unidos cerca de 25 000 pacientes sufren esta situación.

Por lo general, el estado vegetativo está producido por un daño cerebral grave debido a:

  • Un traumatismo craneoencefálico

  • Un trastorno que priva al cerebro de oxígeno, como una parada cardíaca o respiratoria

Sin embargo, cualquier trastorno que dañe gravemente el cerebro, como un sangrado (hemorragia) o una infección cerebral puede ocasionar un estado vegetativo.

Síntomas

Los sujetos en estado vegetativo pueden hacer algunas cosas porque algunas partes del encéfalo siguen funcionando. Pueden abrir los ojos. Tienen patrones de sueño y vigilia relativamente regulares (pero no necesariamente relacionados con el día y la noche). Pueden respirar, chupar, masticar, toser, atragantarse, tragar y emitir sonidos guturales. Incluso pueden ser sorprendidos por ruidos fuertes y, en ocasiones, parecen sonreír o fruncir el ceño. Debido a estas respuestas, puede parecer que son conscientes de su entorno. Sin embargo, estas aparentes respuestas al entorno son el resultado de reflejos involuntarios básicos y no de una acción consciente. Por ejemplo, pueden agarrar de forma instintiva un objeto cuando toca su mano, como lo hace un bebé.

Las personas en estado vegetativo no pueden hacer cosas que requieren pensamiento o intención consciente. No pueden hablar, seguir instrucciones, mover sus miembros con un propósito ni retirarse para evitar un estímulo doloroso.

La mayoría de ellos han perdido toda capacidad de consciencia, pensamiento y conductas conscientes. Sin embargo, en algunas personas, la resonancia magnética funcional (fRMN, por sus siglas en inglés, ver RMN funcional) y la electroencefalografía (EEG, ver Diagnóstico de las enfermedades cerebrales, medulares y nerviosas : Electroencefalograma) han detectado pruebas de cierta consciencia. Cuando se pide a estas personas que imaginen que mueven una parte de su cuerpo, estas pruebas pueden mostrar una actividad cerebral adecuada para esta acción (aunque el sujeto no sea capaz de realizarla). Sin embargo, estas pruebas no permiten determinar la cantidad de consciencia que estos tienen.

En estado vegetativo no se tiene control sobre la micción y la defecación (son incontinentes).

¿Sabías que...?

  • Las personas que se hallan en estado vegetativo duermen y se despiertan con regularidad y abren y mueven los ojos, pero por lo general han perdido por completo la capacidad para el pensamiento y la conducta consciente.

Diagnóstico

El médico sospecha que el paciente está en estado vegetativo basándose en los síntomas. Sin embargo, antes de que se pueda diagnosticar un estado vegetativo, es necesario observar al paciente durante un periodo de tiempo y en más de una ocasión. Si no se observa lo suficiente, pueden pasarse por alto ciertos signos de consciencia. Aquellos que conservan algo de consciencia pueden estar en una situación de consciencia mínima (ver Estado de consciencia mínima) en lugar de en estado vegetativo.

Se lleva a cabo una prueba de imagen, como la resonancia magnética nuclear (RMN) o la tomografía computarizada (TC) para verificar si hay trastornos que puedan estar causando el problema, sobre todo aquellos que se pueden tratar. Si el diagnóstico es dudoso, los médicos pueden hacer otras pruebas de diagnóstico por la imagen (tomografía por emisión de positrones [PET] o tomografía computarizada por emisión de fotón único [SPECT], ver Gammagrafía).

Puede realizarse una electroencefalografía (EEG) para detectar anomalías en la actividad eléctrica del cerebro que sugieran convulsiones, las cuales pueden afectar a la consciencia.

Pronóstico

Algunas personas se recuperan de manera espontánea de un estado vegetativo. Las posibilidades de recuperación dependen de la causa y del alcance del daño encefálico, y de la edad del sujeto, como por ejemplo:

  • Es más probable cierta recuperación si la causa es un traumatismo craneoencefálico, una anomalía metabólica reversible (como niveles bajos de azúcar en sangre) o una sobredosis de drogas, en lugar de un accidente cerebrovascular o una parada cardíaca.

  • Las personas más jóvenes pueden recuperar en mayor grado el uso de sus músculos que las personas mayores, pero las diferencias respecto a la recuperación de la función mental, la conducta y el habla no son significativas.

  • Si un estado vegetativo dura más de unos pocos meses, es poco probable que la persona afectada recupere la consciencia. Si la recupera, lo más probable es que quede con importantes discapacidades.

  • Es probable que cuanto más tiempo dure un estado vegetativo más graves sean las discapacidades.

Es improbable que la persona afectada se recupere de un estado vegetativo al cabo de 1 mes, fuera cual fuera la causa excepto si se trató de un traumatismo craneoencefálico. Si la causa es un traumatismo craneoencefálico, la recuperación es poco probable después de 12 meses. No obstante, algunas personas pueden mejorar a lo largo de un periodo de meses o años. En raras ocasiones, la mejora se produce de forma tardía. Al cabo de 5 años, cerca del 3% de los afectados recuperan la capacidad de comunicarse y entender, pero pocos pueden vivir de manera independiente, y ninguno puede funcionar normalmente.

La mayoría de las personas que están en estado vegetativo mueren en los 6 primeros meses. La mayoría de los restantes viven de 2 a 5 años. La causa de la muerte es a menudo una infección respiratoria o urinaria o un fallo de varios órganos. Pero la muerte puede ocurrir de repente, y la causa puede ser desconocida.

Tratamiento

Las personas en estado vegetativo requieren el mismo cuidado a largo plazo que aquellos en estado de coma (ver Cuidado a largo plazo), en particular medidas para prevenir los problemas que puede provocar la inmovilización, como las úlceras de decúbito y la rigidez muscular permanente (contracturas, ver Cuidado a largo plazo).

Si la recuperación se considera que es poco probable, los médicos, miembros de la familia y, a veces, el comité de ética del hospital deben discutir la agresividad con la se deben tratar los posibles problemas médicos que puedan plantearse y si se debe mantener, o cuándo se debe suspender, el soporte vital. Los deseos del paciente acerca de estos tratamientos deben ser considerados si es que se conocen, por ejemplo, si existe un testamento vital (ver Voluntades anticipadas : Testamento vital).

Recursos en este artículo