Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Encefalopatía traumática crónica

(demencia pugilística)

Por Juebin Huang, MD, PhD, Assistant Professor, Department of Neurology, Memory Impairment and Neurodegenerative Dementia (MIND) Center, University of Mississippi Medical Center

La encefalopatía traumática crónica (ETC) es una degeneración progresiva de las neuronas causada por varios traumatismos craneoencefálicos, por lo general en atletas, aunque también en soldados que han estado expuestos a una explosión.

La demencia pugilística, identificada en los boxeadores en la década de 1920, y la encefalopatía traumática crónica, un término más reciente, se cree que son el mismo trastorno. La encefalopatía traumática crónica se desarrolla en algunos jugadores de fútbol profesionales retirados y otros atletas que han sufrido lesiones repetidas en la cabeza (por ejemplo conmoción cerebral) y en algunos soldados que han sufrido una lesión en la cabeza debido a una explosión (lesión por onda expansiva) durante el combate.

Los expertos aún no saben por qué sólo ciertas personas que han sufrido de forma repetida lesiones en la cabeza desarrollan encefalopatía traumática crónica ni cuántas lesiones y cuánta fuerza se requieren para causar este trastorno. Alrededor del 3% de los atletas que han sufrido varias conmociones cerebrales (aunque aparentemente sin importancia) desarrollan encefalopatía traumática crónica.

Síntomas

Al principio, las personas con encefalopatía traumática crónica pueden presentar uno o más de uno de los síntomas siguientes:

  • Cambios en el estado de ánimo: se sienten deprimidos, irritables y/o sin esperanza, lo que a veces lleva a pensamientos suicidas.

  • Cambios en el comportamiento: actúan de manera impulsiva o agresiva o pierden los estribos con facilidad.

  • Cambios en la funcionalidad mental: se vuelven olvidadizos, tienen problemas para planificar y organizar o se vuelven confusos. Se puede desarrollar demencia.

  • Problemas relacionados con los músculos: se mueven lentamente, se convierten en descoordinados y/o tienen problemas para producir físicamente el habla (disartria).

Es posible que la persona afectada no presente síntomas hasta etapas más tardías de la vida, a veces a partir de los 60 años de edad. O puede ocurrir que el estado de ánimo y el comportamiento pueden cambiar durante la edad adulta temprana (por ejemplo durante la treintena) y la disfunción mental suceda más tarde.

Diagnóstico

  • Evaluación médica

Los médicos sospechan encefalopatía traumática crónica en personas que:

  • Han sufrido diversas lesiones en la cabeza

  • Presentan síntomas característicos de la enfermedad

  • No sufren otra condición que pueda explicar mejor sus síntomas

Ninguna prueba, incluyendo las de imágenes, puede confirmar el diagnóstico de encefalopatía traumática crónica.

La encefalopatía traumática crónica solo se puede diagnosticar definitivamente después de la muerte, mediante una autopsia.

¿Sabías que...?

  • Las personas que han sufrido una conmoción cerebral deben descansar y abstenerse de practicar atletismo y determinadas actividades durante un tiempo.

Tratamiento

  • Medidas de seguridad y de apoyo

  • Asesoramiento

  • Medicamentos para aliviar los síntomas

No existe un tratamiento específico. Las medidas de seguridad y de apoyo, como en otros tipos de demencias, pueden ser beneficiosas.

Medidas de seguridad y de apoyo

Si la demencia se desarrolla, la creación de un ambiente seguro y de apoyo puede ser muy beneficiosa (ver Creación de un ambiente beneficioso para las personas con demencia).

En general, el ambiente debe ser luminoso, agradable, seguro y estable, además de estar diseñado para facilitar la orientación. Es beneficioso que haya algo de estimulación, como un aparato de radio o un televisor, pero se debe evitar una estimulación excesiva.

La organización y la rutina ayudan a mantenerse orientado y aportan sensación de seguridad y estabilidad. Debe explicarse de manera clara y simple cualquier cambio en el entorno, rutina o cuidadores.

La repetición de una única rutina diaria para tareas como bañarse, comer o dormir ayuda a recordar. Una rutina regular a la hora de acostarse también ayuda a dormir mejor.

Las actividades programadas de forma regular favorecen la sensación de independencia y utilidad al concentrar la atención en tareas agradables o provechosas. Entre estas actividades se deben incluir actividades físicas y mentales. Las actividades deben dividirse en partes más pequeñas o simples a medida que empeora la demencia.

Otras medidas

Las personas con encefalopatía traumática crónica pueden beneficiarse del asesoramiento psicológico, que puede ayudarles a lidiar con los cambios del estado de ánimo. Los antidepresivos y los medicamentos estabilizadores del ánimo también pueden ayudar, sobre todo en el control de los pensamientos suicidas.

Para ayudar a reducir el riesgo de encefalopatía traumática crónica, se recomienda a las personas que han sufrido una conmoción cerebral que descansen y que se abstengan de practicar atletismo y determinadas actividades durante un período de tiempo.

Los cuidadores deben cuidarse

Cuidar personas con demencia es una actividad estresante y exigente, y los encargados de los cuidados pueden llegar a sentirse deprimidos y agotados y descuidar a menudo la salud física y mental propia. Los cuidadores se beneficiarán de las siguientes medidas (ver Los cuidadores deben cuidarse):

  • Aprender a satisfacer eficazmente las necesidades de los afectados por demencia y qué se puede esperar de ellos: Los cuidadores pueden obtener esta información a través del personal de enfermería, los trabajadores sociales, organizaciones y en material publicado en papel o en línea.

  • Buscar ayuda cuando sea necesaria: Los cuidadores pueden consultar a los trabajadores sociales (como los del hospital de su localidad) sobre cuáles son las fuentes de ayuda adecuadas, como los programas de cuidado diurno, las visitas a domicilio de personal de enfermería, la asistencia a tiempo parcial o completo para las tareas de la casa y el ingreso en centros asistenciales. Los grupos de asesoramiento y apoyo también pueden ser beneficiosos.

  • Cuidar de sí mismos: Los cuidadores han de recordar que tienen que cuidarse a sí mismos. No deben renunciar a sus amigos, sus pasatiempos y sus actividades.

Problemas del enfermo terminal

Antes de que los afectados por encelopatía traumática crónica se vean demasiado incapacitados, hay que tomar decisiones acerca de la atención médica y de las disposiciones de tipo económico y legal. Estas decisiones se conocen como voluntades anticipadas o testamento vital. Se debe asignar a una persona legalmente autorizada para tomar las decisiones de tratamiento en nombre del afectado (apoderado para cuidados médicos). Los afectados deben comentar sus deseos sobre la atención médica que quieren recibir con el apoderado y con su médico. Es mejor hablar estos aspectos con todos los interesados antes de que sea necesario tomar las decisiones.

A medida que la demencia avanza, el tratamiento se orienta a procurar la comodidad del afectado más que a intentar prolongarle la vida.

Recursos en este artículo