Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hidrocefalia normotensiva

Por Juebin Huang, MD, PhD, The University of Mississippi Medical Center

La hidrocefalia normotensiva provoca dificultad para caminar, incontinencia urinaria y demencia debidas al aumento del líquido que normalmente rodea al cerebro.

El líquido que rodea el cerebro y lo protege de lesiones (líquido cefalorraquídeo) se produce sin cesar en unos espacios dentro del encéfalo (ventrículos), circula dentro y alrededor del encéfalo y luego se reabsorbe. Se cree que la hidrocefalia normotensiva aparece cuando el líquido cefalorraquídeo no se reabsorbe de manera adecuada, lo que provoca su acumulación. Entonces la cantidad de líquido en los ventrículos aumenta y empuja el cerebro hacia fuera.

Síntomas

Por lo general, el principal síntoma es la marcha anormalmente lenta, inestable y de pasos largos. Parece que los pies estén pegados al suelo (lo que se denomina marcha magnética). También se tiene incontinencia urinaria y tendencia a caerse.

La demencia puede no aparecer hasta una fase tardía del trastorno. Con frecuencia, el primer signo de demencia es la dificultad para planear, organizar, aportar ideas o realizar las acciones de una tarea en el orden correcto (secuenciación), pensar de manera abstracta y prestar atención. La memoria suele perderse más tarde.

Diagnóstico

El diagnóstico no puede basarse únicamente en los síntomas, sobre todo en las personas mayores. Se pueden observar síntomas similares en otras demencias. Las imágenes cerebrales, habitualmente obtenidas mediante resonancia magnética nuclear (RMN), pueden detectar el exceso de líquido cefalorraquídeo, pero este hallazgo tampoco es concluyente, aunque apoya el diagnóstico de hidrocefalia normotensiva.

Como ayuda al diagnóstico se realiza una punción lumbar o se coloca un drenaje temporal en la médula espinal para eliminar el exceso de líquido cefalorraquídeo. Si estos procedimientos alivian los síntomas, es probable que se trate de una hidrocefalia normotensiva y el tratamiento suele ser eficaz.

Tratamiento

El tratamiento consiste en colocar un tubo de plástico (derivación) en los ventrículos del cerebro y conducirlo por debajo de la piel, generalmente hacia el abdomen (derivación ventriculoperitoneal). El líquido cefalorraquídeo se drenará fuera del cerebro. El efecto no se nota hasta varias horas después. Este procedimiento mejora significativamente la capacidad de caminar y de funcionar, y reduce la incontinencia. Sin embargo, la función mental mejora en menor medida, y en menos personas. Por lo tanto, es importante el diagnóstico precoz para poder aplicar el tratamiento antes de que se desarrolle la demencia.