Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Parálisis del tercer par craneal (nervio motor ocular común)

Por Michael Rubin, MDCM, Professor of Clinical Neurology;Director, Neuromuscular Service and EMG Laboratory, Weill Cornell Medical College;New York Presbyterian Hospital-Cornell Medical Center

Una parálisis del tercer par craneal puede afectar los movimientos oculares, la respuesta de las pupilas a la luz, o ambos.

  • Estas parálisis pueden ocurrir cuando se ejerce presión sobre el nervio o el nervio no recibe suficiente sangre.

  • Las personas afectadas sufren visión doble al mirar en ciertas direcciones, el párpado se cae y la pupila puede estar agrandada (dilatada).

  • Los médicos hacen un examen neurológico y una resonancia magnética (RM) o una tomografía computarizada (TC) del cerebro.

  • El tratamiento depende de la causa.

Las causas más comunes de esta parálisis son:

  • Presión sobre el nervio

  • Irrigación sanguínea inadecuada del nervio

La compresión tiende a ser el resultado de trastornos graves, tales como:

Puede producirse una hernia si el encéfalo es empujado hacia abajo a través de las pequeñas aperturas naturales de las láminas de tejido que separan el encéfalo en compartimentos. La hernia puede ser consecuencia de una hemorragia (a veces causada por un traumatismo craneoencefálicover Introducción a los traumatismos craneales), un tumor, u otra masa en el cerebro.

El flujo sanguíneo inadecuado es más común y generalmente menos grave. Por lo general resulta de:

  • Diabetes

  • Presión arterial elevada (hipertensión)

  • Otros trastornos que afectan a los vasos sanguíneos

Síntomas

El ojo afectado gira hacia fuera cuando el ojo no afectado mira hacia adelante, causando visión doble. El ojo afectado solo se mueve hasta la línea media cuando mira hacia adentro, y no se mueve hacia arriba ni hacia abajo. Como el tercer par craneal también eleva el párpado superior y controla las pupilas, el párpado se cae y la pupila puede estar agrandada (dilatada) y puede no estrecharse (no se contrae) en respuesta a la luz. La pupila a menudo está afectada cuando la causa es la compresión de un nervio.

El trastorno causante de la parálisis empeora, conduciendo a una situación grave y de riesgo vital. Por ejemplo, aparece de repente dolor de cabeza intenso, o la persona se siente cada vez más soñolienta o responde menos a los estímulos. En esos casos, la causa puede ser la rotura hemorrágica de un aneurisma. Las personas pueden entrar en coma. En estas personas, la dilatación de ambas pupilas y la falta de respuesta a la luz (fijación) indicaría coma profundo y posiblemente muerte cerebral (ver Muerte cerebral).

Diagnóstico

  • Exploración neurológica

  • Resonancia magnética nuclear o tomografía computarizada

  • Algunas veces, otras pruebas

El diagnóstico se basa en los resultados de la exploración neurológica (ver Exploración física) y los obtenidos mediante la resonancia magnética (RMN) o la tomografía computarizada (TC) del encéfalo.

Si está afectada la pupila o los síntomas sugieren un trastorno subyacente grave, debe realizarse una RMN o una TC del encéfalo inmediatamente.

Si se sospecha una rotura de aneurisma y no se detecta sangre mediante la RMN o la TC, se realizan una punción lumbar (ver figura Cómo se realiza una punción lumbar), una angiografía por resonancia magnética (ver Angiografía por resonancia magnética nuclear (angio-RM)), una angiografía por tomografía computarizada (ver Angiografía por TC) o una angiografía cerebral (ver Angiografía).

Tratamiento

  • Tratamiento de la causa

El tratamiento depende de la causa. Si la causa es un trastorno con riesgo de muerte, se requiere un tratamiento urgente.