Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Toxicidad por sobredosis

Por Joan B. Tarloff, PhD, University of the Sciences in Philadelphia

La toxicidad por sobredosis de un fármaco se refiere a las reacciones tóxicas graves, habitualmente nocivas y en ocasiones mortales, debidas a una sobredosis accidental (por un error del médico, del farmacéutico o del afectado) o intencionada (homicida o suicida).

Entre dos fármacos igualmente eficaces, el médico suele optar por el que presenta el menor riesgo de toxicidad por sobredosis. Por ejemplo, si se necesita administrar un sedante, un ansiolítico o un somnífero, los médicos suelen prescribir benzodiazepinas como el diazepam y el temazepam, en vez de barbitúricos como el pentobarbital. Las benzodiazepinas no son más eficaces que los barbitúricos, pero tienen un margen de seguridad mayor y muchas menos probabilidades de causar toxicidad grave en caso de que se produzca una sobredosis accidental o intencionada. La seguridad es también la razón por la cual los antidepresivos más recientes, como la fluoxetina y la paroxetina, han sustituido en gran medida a antidepresivos anteriores también eficaces, como la imipramina y la amitriptilina (ver Fármacos utilizados para tratar la depresión).

Los niños presentan un alto riesgo de toxicidad por sobredosis. Los comprimidos o las cápsulas de colores vivos, la mayoría de ellos preparados para los adultos, llaman la atención de los niños. En Estados Unidos, la regulación federal exige que todos los fármacos orales de venta con receta que dispense un farmacéutico vayan en envases a prueba de niños. Si dicho envase es difícil de abrir para el cliente, este debe firmar una renuncia a tal medida de seguridad.

Muchos países cuentan con centros de toxicología que proporcionan información sobre las intoxicaciones producidas por sustancias químicas y medicamentos, cuyo número de teléfono puede encontrarse en las guías telefónicas. Es conveniente anotar este número y tenerlo fácilmente localizable, o bien programarlo en las llamadas automáticas del teléfono fijo o móvil (celular).