Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Infecciones por Campylobacter

Por Larry M. Bush, MD, Affiliate Professor of Clinical Biomedical Sciences;Affiliate Associate Professor of Medicine, Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University;University of Miami-Miller School of Medicine

Varias especies de Campylobacter (la más frecuente es Campylobacter jejuni) pueden infectar el sistema digestivo, a menudo causando diarrea.

  • El contagio se produce al consumir alimentos o líquidos contaminados o por contacto con personas o animales infectados.

  • Estas infecciones causan diarrea, dolor abdominal y fiebre.

  • La identificación de las bacterias en una muestra de heces confirma el diagnóstico.

  • En algunos casos solo será necesaria la reposición de los líquidos perdidos, pero si los síntomas son graves, se necesita también la administración de antibióticos.

Las bacterias Campylobacter suelen habitar en el tracto digestivo de muchos animales de granja (incluidos el ganado vacuno, ovejas, cerdos y aves); las heces de estos animales contaminan el agua de lagos y arroyos. La carne (generalmente de aves de corral) y la leche no pasteurizada también pueden estar contaminadas. La infección puede producirse de varias maneras:

  • Al comer o beber agua contaminada (sin tratar), leche no pasteurizada, carne no cocida adecuadamente (generalmente, aves de corral) o comida preparada en superficies que hayan estado en contacto con carne contaminada

  • Mediante el contacto con una persona infectada (especialmente contacto sexual oral-anal)

  • Al estar en contacto con un animal infectado

Las bacterias Campylobacter, por lo general Campylobacter jejuni, causan inflamación del colon (colitis), que produce fiebre y diarrea. Estas bacterias son una causa frecuente de diarrea infecciosa en Estados Unidos y entre personas que viajen a países o lugares donde los alimentos o el agua potable puedan estar contaminados.

Síntomas

Los síntomas producidos por Campylobacter suelen aparecer de 2 a 5 días después de la exposición y continúan alrededor de una semana. La gastroenteritis causada por la bacteria Campylobacter incluye diarrea, dolor abdominal y calambres, que pueden ser intensos. La diarrea puede ser sanguinolenta y suele ir acompañada de náuseas, vómitos, dolor de cabeza, dolor muscular y fiebre entre 38 y 40 °C.

Complicaciones

Las complicaciones pueden consistir en:

La bacteriemia (una infección del torrente sanguíneo) se presenta temporalmente en algunas personas con colitis. Esta infección no suele causar síntomas ni complicaciones; sin embargo, en algunas personas el torrente sanguíneo se ve infectado repetida o continuamente. Este tipo de bacteriemia suele desarrollarse en personas con trastornos que debilitan el sistema inmunitario, tales como sida, diabetes o cáncer. Esta infección puede causar fiebre de larga duración o que aparezca repetidamente. Empiezan a aparecer otros síntomas a medida que la sangre lleva la infección a otras estructuras, como las siguientes:

El síndrome de Guillain-Barré (un trastorno nervioso) se desarrolla en aproximadamente 1 de cada 1000 personas con colitis por Campylobacter porque los anticuerpos que produce el organismo para combatir la infección a veces también atacan a los nervios y causan debilidad o parálisis. La mayoría de las personas se recuperan, pero es posible que los músculos queden muy debilitados; puede aparecer dificultad para respirar, e incluso puede ser necesario el uso de un respirador mecánico. La debilidad no siempre desaparece por completo. Se cree que la colitis por Campylobacter desencadena hasta un 30% del total de casos de síndrome de Guillain-Barré.

La artritis reactiva se puede desarrollar días o semanas después de remitir la diarrea. Por lo general, el trastorno causa inflamación y dolor en las rodillas, las caderas y el tendón de Aquiles.

Diagnóstico

  • Cultivo de una muestra de heces

  • En algunas ocasiones, cultivo de una muestra de sangre

Los médicos pueden tomar una muestra de materia fecal y enviarla al laboratorio para realizar un cultivo de la bacteria; sin embargo, no siempre es necesario realizar un cultivo de heces, ya que dicha prueba puede tardar días en completarse, y los médicos generalmente no necesitan saber qué bacterias han causado la diarrea para poder tratarla. Sin embargo, si la persona sufre diarrea sanguinolenta o parece gravemente enferma, suele realizarse un análisis de materia fecal.

Si se identifican las bacterias, se examinan para ver qué antibióticos son efectivos contra ellas (un proceso denominado prueba de sensibilidad).

Si los médicos sospechan que la sangre está infectada, toman una muestra de sangre para su cultivo.

Tratamiento

  • Por lo general, no existe un tratamiento específico

  • A veces, un antibiótico como la azitromicina

Muchas personas mejoran en una semana o incluso antes sin recibir tratamiento específico.

En algunos casos se necesitan adicionalmente líquidos por vía intravenosa o por vía oral. Las personas con fiebre alta, diarrea grave o sanguinolenta o recrudecimiento de los síntomas pueden necesitar tomar azitromicina durante 3 días o eritromicina durante 5 días: ambos fármacos se toman por vía oral.

En caso de infección en el torrente sanguíneo, se requiere tomar antibióticos como imipenem, gentamicina o eritromicina durante un periodo de entre 2 y 4 semanas.

Más información