Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tétanos

(Trismo)

Por Larry M. Bush, MD, Affiliated Associate Professor of Medicine;Affiliated Professor of Biomedical Sciences, University of Miami-Miller School of Medicine;Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University

El tétanos es causado por una toxina producida por las bacterias anaerobias Clostridium tetani. La toxina hace que los músculos se vuelvan rígidos y se contraigan involuntariamente (espasmos).

  • El tétanos es una enfermedad poco frecuente en Estados Unidos, pero habitual en regiones o países en desarrollo.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas

  • La vacunación y el cuidado de las heridas evitan el tétanos.

  • El tratamiento consiste en la administración de inmunoglobulina antitetánica para neutralizar la toxina y el tratamiento de los síntomas hasta que remitan.

Aunque no es frecuente en Estados Unidos, el tétanos mata a 500 000 personas todos los años, principalmente en países en vías de desarrollo.

Clostridium tetani se encuentra en el suelo y en las heces de los animales y puede vivir allí durante años. La bacteria del tétanos puede entrar en el organismo a través de:

  • Heridas contaminadas con tierra o heces (especialmente si la herida no se limpia adecuadamente)

  • Pinchazos en la piel con agujas sin esterilizar, como las usadas para inyectarse drogas ilegales, tatuarse o perforarse el cuerpo (piercing).

A veces la lesión es tan pequeña que ni siquiera se acude al médico. Las lesiones que involucran piel muerta (como quemaduras, congelación, gangrena o lesiones por aplastamiento) tienen más probabilidades de causar el tétanos; cuando el oxígeno está ausente en el tejido muerto, las esporas del tétanos se reproducen y producen una toxina que viaja a través del organismo e impide que los nervios envíen señales a otros nervios.

En ocasiones, el tétanos se produce cuando el útero se daña durante un aborto inducido o un parto. En los países en desarrollo, la contaminación con tierra del muñón del cordón umbilical causa el tétanos en algunos recién nacidos.

La vacunación en la infancia, seguida de dosis de refuerzo cada 10 años durante la edad adulta, evita el tétanos. Por lo tanto, la infección ocurre principalmente en personas que no han sido vacunadas o que no mantienen al día sus calendarios de vacunación. Esta situación es más frecuente en países en desarrollo. En Estados Unidos, el tétanos es un riesgo para las personas que se inyectan drogas. El riesgo también es más alto para las personas mayores, pero por lo general solo si nunca han sido vacunadas.

Síntomas del tétanos

Los síntomas del tétanos comienzan generalmente entre 5 y 10 días después de la lesión.

Los espasmos musculares son el rasgo característico del tétanos. Los músculos se contraen involuntariamente (espasmos) y se vuelven rígidos. Los espasmos generalmente comienzan en la mandíbula (trismo) y la garganta (lo que dificulta la deglución), seguidos por cuello, hombros, cara y, luego, abdomen y extremidades. Tales espasmos pueden interferir con la respiración, a veces tan intensamente que la persona adquiere una coloración azul. La cara puede quedarse como congelada en una sonrisa con las cejas levantadas. La contracción de los músculos de la espalda provoca que la espalda se arquee. Los espasmos de los músculos del esfínter ocasionan estreñimiento y dificultad urinaria. Alteraciones leves, tales como ruidos, corrientes de aire o sacudidas de la cama, desencadenan espasmos musculares dolorosos en todo el cuerpo. En raras ocasiones, los espasmos musculares pueden ser limitados a un grupo muscular cerca de la herida; este tétanos localizado puede persistir durante semanas.

Se producen otros síntomas porque el tétanos afecta al sistema nervioso, incluyendo la parte que regula los procesos internos del cuerpo, como la velocidad con la que late el corazón. Las personas afectadas pueden sentirse inquietas e irritables. No obstante, incluso cuando la enfermedad es grave, las personas siguen siendo plenamente conscientes. Puede aparecer aceleración del ritmo cardíaco, sudoración profusa y fiebre alta.

A nivel mundial, alrededor del 50% de las personas con tétanos mueren, por lo general debido a que los espasmos de los músculos de la garganta, el tórax y el abdomen afectan a la respiración. Pero en Estados Unidos, si el trastorno se trata adecuadamente, solo mueren cerca del 6% de los afectados. Las personas que se inyectan drogas, los muy jóvenes y los muy ancianos son los más propensos a morir de tétanos.

En los recién nacidos, el tétanos generalmente afecta a todo el cuerpo y es frecuentemente mortal. Los niños que sobreviven pueden quedarse sordos.

¿Sabías que...?

  • Limpiar inmediatamente y con sumo cuidado las heridas sucias ayuda a evitar el tétanos.

Diagnóstico del tétanos

  • Evaluación por un médico

El médico sospecha el diagnóstico de tétanos, cuando ciertos músculos (frecuentemente los músculos de la mandíbula y de la espalda) se vuelven rígidos o presentan espasmos, sobre todo en personas con alguna herida.

En ocasiones se cultivan las bacterias de una muestra tomada de la herida; Sin embargo, los resultados del cultivo a veces indican el tétanos cuando no está presente (un resultado falso positivo), y el tétanos puede estar presente incluso si no se detectan bacterias (un resultado falso negativo). Por lo tanto, el médico no se basa en el resultado del cultivo para el diagnóstico del tétanos.

Prevención del tétanos

Evitar el tétanos es mucho mejor que tratarlo.

Vacunación

Rara vez el tétanos aparece en una persona que haya completado la vacunación contra el tétanos (3 o más inyecciones intramusculares) y haya mantenido al día las revacunaciones cada 10 años, de acuerdo con lo recomendado. La vacuna contra el tétanos estimula al organismo a producir anticuerpos que neutralicen la toxina, pero dicha neutralización puede tardar semanas.

En los niños pequeños, esta vacuna forma parte de la serie que incluye las vacunas contra la difteria y la tosferina (pertusis) (ver Vacunación en lactantes y niños).

Los adultos que hayan completado la vacunación primaria contra el tétanos deben recibir refuerzos cada 10 años.

Después de una herida

En caso de lesión, una pronta y exhaustiva limpieza de las heridas ayuda a evitar el tétanos. A las personas que hayan sufrido una herida se les administra la vacuna contra el tétanos para evitar el desarrollo de la enfermedad. Como la vacuna tarda semanas en ser eficaz, a veces se añade a la vacuna concentrado de inmunoglobulinas contra el tétanos: de esta forma se proporcionan anticuerpos que neutralizan la toxina inmediatamente.

Después de una herida: ¿Quién necesita una vacuna antitetánica?

Heridas menores limpias

Heridas profundas o sucias*

Número de vacunaciones previas

Vacuna antitetánica

Inmunoglobulinas antitetánicas

Vacuna antitetánica

Inmunoglobulinas antitetánicas

Incierto o inferior a 3

No

3 o más de 3

Sí, si han pasado más de 10 años desde la última dosis

No

Sí, si han pasado más de 5 años desde la última dosis

No

*Se incluyen las heridas contaminadas con tierra, heces o saliva, así como heridas punzantes, heridas que implican pérdida de tejido y las causadas por un objeto penetrante o por aplastamiento, quemaduras y congelación.

La formulación de la vacuna contra el tétanos utilizada depende de la edad de la persona. Para personas de 7 años o mayores, se utiliza la vacuna combinada de toxoide antitetánico y antidiftérico (Td). Los niños menores de 7 años de edad reciben la vacuna de la difteria, el tétanos y la tosferina acelular (DTaP). A los niños que no puedan ser vacunados contra la tosferina (por ejemplo, los que tienen algún tipo de epilepsia o determinados trastornos cerebrales o neurológicos) se les administra la vacuna antidiftérica y antitetánica (DT)

Si se han recibido solo tres inyecciones de la vacuna contra el tétanos, se debe dar una cuarta dosis.

Tratamiento del tétanos

  • Limpiar a fondo la herida y eliminar el tejido muerto y los materiales extraños

  • Antibióticos

  • Inmunoglobulinas antitetánicas

  • Tratamiento de los síntomas, a veces incluyendo un ventilador mecánico

Las personas con tétanos son ingresadas en una unidad de cuidados intensivos. La sala se mantiene en silencio para prevenir las alteraciones que podrían provocar espasmos musculares. Las heridas se limpian a fondo y se eliminan el tejido muerto y los materiales extraños.

Los antibióticos (metronidazol por lo general) se administran por vía intravenosa para eliminar las bacterias y detener así la producción de toxina. Sin embargo, los antibióticos no tienen efecto sobre la toxina que ya se haya producido. Dicha toxina sigue causando espasmos musculares. Para neutralizar la toxina ya producida se administra habitualmente concentrado de inmunoglobulinas antitetánicas. Se administra la vacuna antitetánica, a menos que se sepa que la persona está al día de la vacunación.

Para controlar los espasmos musculares, ayudar a relajar los músculos rígidos y aliviar el dolor y la ansiedad se administran sedantes, como la benzodiazepina diazepam.

Si la rigidez muscular afecta a la respiración, se puede colocar un tubo en la tráquea (procedimiento llamado "intubación endotraqueal") y a la persona afectada se le administra un fármaco para paralizar los músculos y evitar así los espasmos. A continuación, el tubo está unido a unaVentilación mecánica.

Si existe dificultad para tragar, se administran los nutrientes y los líquidos por vía intravenosa o, con menor frecuencia, mediante una sonda introducida por la nariz hasta el estómago.

Después de la recuperación, se administra toda la serie de vacunas para evitar futuros episodios de tétanos.

Más información

Recursos en este artículo