Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Babesiosis

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

La babesiosis es una infección de los glóbulos rojos (eritrocitos) causada por el parásito protozoico unicelular Babesia. La infección puede causar fiebre, cefalea, dolor en todo el cuerpo y fatiga.

Las Babesia son protozoos que viven dentro de los glóbulos rojos (eritrocitos) y acaban destruyéndolos. La babesiosis es transmitida por el mismo tipo de garrapatas del ciervo (familia Ixodidae) que transmite la enfermedad de Lyme.

Esta infección es frecuente en animales, pero relativamente poco común entre los seres humanos. En Estados Unidos, Babesia microti infecta a seres humanos en las islas del litoral o regiones costeras de Massachusetts, Rhode Island, Connecticut, el este de Long Island y Shelter Island en Nueva York, y Nueva Jersey. También se producen casos en Wisconsin y Minnesota. Otras especies de Babesia infectan a seres humanos en la zona situada por debajo del medio Oeste, en Washington y en California y en otras zonas del planeta.

Síntomas de la babesiosis

Algunas personas, especialmente personas sanas menores de 40 años, no presentan síntomas relevantes; otras sufren fiebre, cefalea, dolores musculares y articulares y fatiga. La piel y la parte blanca de los ojos pueden tornarse amarillos (ictericia). Puede desarrollarse anemia a causa de la destrucción de glóbulos rojos, y el hígado y el bazo suelen ensancharse.

El riesgo de enfermedad grave y muerte es mayor en personas cuyo bazo haya sido extirpado o que tomen fármacos o sufran enfermedades que debiliten el sistema inmunitario (especialmente el sida). En estas personas, los síntomas de la babesiosis se asemejan a los del paludismo (causa fiebre alta, anemia, orina turbia, ictericia y lesión renal).

Diagnóstico de la babesiosis

  • Examen de una muestra de sangre

Para diagnosticar la babesiosis, el médico suele examinar una muestra de sangre al microscopio.

Tratamiento de la babesiosis

  • Cuando se necesita tratamiento, atovacuona más azitromicina

No suele ser necesario el tratamiento de una infección leve en personas sanas con un bazo funcional, porque por lo general la infección desaparece por sí sola. Quienes presenten síntomas suelen ser tratados con atovacuona más azitromicina. La combinación de quinina más clindamicina también es eficaz, pero la atovacuona y la azitromicina tienen menos efectos secundarios.

En áreas donde son frecuentes las garrapatas de ciervo, puede reducirse el riesgo de contraer la infección tomando precauciones contra las garrapatas.