Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Estrongiloidiasis

(Infección por oxiuros)

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

La estrongiloidiasis es una infección causada por el nematodo Strongyloides stercoralis, que penetra en el cuerpo cuando la piel desnuda entra en contacto con suelo contaminado con el gusano.

  • Por lo general, las personas se infectan al caminar descalzas en suelos contaminados.

  • La mayoría de las personas con esta infección no presentan ningún síntoma, pero en algunos casos aparecen erupción, tos, sibilancias, dolor abdominal, diarrea y pérdida de peso.

  • En contadas ocasiones, puede desarrollarse una infección grave, potencialmente mortal, en personas con un sistema inmunitario debilitado a causa de una enfermedad (como el cáncer) o de fármacos inhibidores del sistema inmunitario (inmunosupresores).

  • Los médicos diagnostican la infección al encontrar larvas en una muestra de heces o al detectar anticuerpos contra el nematodo (oxiuro) en la sangre.

  • Se utilizan ivermectina o albendazol para tratar la infección.

La estrongiloidiasis se produce en áreas cálidas y húmedas, como las regiones subtropicales y tropicales, incluidas las zonas rurales del sur de Estados Unidos. A los gusanos Strongyloides se les llama también nematodos. Sin embargo, a los oxiuros también se les llama a veces nematodos.

Los gusanos Strongyloides adultos residen en el intestino delgado. Las hembras producen huevos, que eclosionan y liberan larvas. La mayor parte de las larvas se excretan en las heces. Después de unos días en el suelo, las larvas evolucionan a una forma que puede causar infección. Si las larvas del gusano entran en contacto con la piel desnuda de una persona, penetran en ella. Luego viajan a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones y ascienden por las vías respiratorias hasta la garganta, son ingeridas y acaban en el intestino delgado.

Las larvas que no entran en contacto con las personas pueden convertirse en gusanos adultos que se pueden reproducir formando varias generaciones antes de que sus larvas entren en contacto con una persona.

Algunas de las larvas en el intestino delgado pueden reinfectar a la persona. Estas larvas pueden o bien penetrar en la pared del intestino y volver a entrar en el torrente sanguíneo de la persona directamente o bien ser excretadas en las heces y penetrar en la piel alrededor del ano. En ambos casos, las larvas viajan por el torrente sanguíneo hasta los pulmones y después hasta la garganta, para volver de nuevo al intestino y causar otra infección (denominada autoinfección).

El síndrome de hiperinfección

En raras ocasiones, se desarrolla una infección grave (llamada síndrome de hiperinfección) en personas que tienen un sistema inmunitario debilitado debido a un trastorno, como el cáncer, o a fármacos que inhiben el sistema inmunitario (inmunodepresores), como la prednisona o los fármacos utilizados para prevenir el rechazo de un trasplante de órgano. Este síndrome también se presenta en personas con sida, pero con menos frecuencia de la que cabría esperar.

El síndrome de hiperinfección causa una enfermedad generalizada que puede afectar a órganos como el encéfalo, el hígado o el corazón, que no suelen estar afectados por las infecciones por nematodos. Infección bacteriana por larvas de Strongyloides en el tracto digestivo. Cuando las larvas viajan por el organismo, estas bacterias pueden causar infecciones en el torrente sanguíneo o en el encéfalo y el líquido cefalorraquídeo.

Síntomas de la infección por nematodos

La mayoría de las personas con infección por nematodos no tienen síntomas. Cuando se presentan síntomas, por lo general afectan la piel, los pulmones y/o el tubo digestivo.

Las personas con autoinfección desarrollan una erupción causada por las larvas a medida que viajan a través de la piel. La erupción cutánea suele aparecer alrededor del ano. A medida que las larvas viajan, la erupción se puede extender rápidamente a los muslos y las nalgas, causando prurito intenso.

Las infecciones graves pueden causar síntomas pulmonares y/o digestivos. Algunas personas tosen y tienen sibilancias. Algunas tienen dolor abdominal y sensibilidad a la palpación, diarrea, náuseas y vómitos; es posible que pierdan el apetito. Es posible que no absorban los nutrientes con normalidad, lo que provoca pérdida de peso.

Síndrome de hiperinfección

Las personas con síndrome de hiperinfección a menudo presentan síntomas graves que afectan los pulmones y/o el tubo digestivo. Los síntomas pulmonares incluyen dificultad respiratoria grave y expectoración de sangre. Los síntomas del tubo digestivo consisten en obstrucción y/o hemorragia intestinal.

La infección puede ser mortal en personas con un sistema inmunitario debilitado, incluso cuando reciben tratamiento.

Diagnóstico de la infección por nematodos

  • Análisis de una muestra de heces

  • Para el síndrome de hiperinfección, examen de una muestra de esputo (flema) y radiografías de tórax

  • Análisis de sangre para detectar anticuerpos contra los nematodos

En algunas ocasiones, el médico puede ver las larvas al examinar una muestra de heces al microscopio. A menudo, se deben examinar muchas muestras.

Si se sospecha síndrome de hiperinfección, también se examina una muestra de esputo para detectar la presencia de larvas y se realizan radiografías de tórax para buscar signos de infección pulmonar.

Por lo general se realizan análisis de sangre para detectar anticuerpos contra los nematodos (particularmente un examen llamado inmunoensayo enzimático). Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario para ayudar a defender al cuerpo de un ataque, incluyendo un ataque parasitario. Sin embargo, estas pruebas no permiten distinguir las nuevas infecciones de las antiguas, o en ocasiones tampoco permiten diferenciar las infecciones por oxiuros de otras infecciones por nematodos.

Prevención de la infección por nematodos

La prevención de la infección por anquilostomas incluye los siguientes elementos:

  • El uso de letrinas o inodoros

  • Evitar que la piel entre en contacto directo con el suelo (por ejemplo, mediante el uso de zapatos y el uso de una lona u otra barrera cuando se está sentado en el suelo)

Tratamiento de la infección por nematodos

  • La ivermectina o el albendazol (fármacos utilizados para eliminar los gusanos-antihelmínticos)

Para la mayoría de las infecciones se administra ivermectina una vez al día durante 2 días, o bien albendazol dos veces al día durante 7 días.

Para el síndrome de hiperinfección se pueden utilizar ambos fármacos. Si la persona no puede tomar medicamentos por vía oral, se utiliza una preparación rectal. Las personas con esta infección pueden necesitar tomar los fármacos durante un periodo prolongado de tiempo.

Para determinar si la infección se elimina, los médicos examinan muestras de heces en busca de larvas o realizan análisis de sangre para verificar si hay anticuerpos contra el gusano.

Recursos en este artículo