Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Giardiasis (giardiosis)

Por Richard D. Pearson, MD, Emeritus Professor of Medicine, University of Virginia School of Medicine

La giardiasis es una infección del intestino delgado causada por el parásito protozoico unicelular Giardia. Los síntomas principales son dolor abdominal y diarrea.

  • Las personas afectadas presentan cólicos abdominales, flatulencias, eructos, diarrea, náuseas y sensación de cansancio.

  • La infección se adquiere al beber agua contaminada o al ingerir comida contaminada con heces.

  • Los médicos diagnostican la infección con pruebas o análisis de una muestra fecal.

  • Los excursionistas deben hervir el agua fresca antes de beberla.

  • A las personas infectadas se les aplica un tratamiento con medicamentos antiparasitarios, como el tinidazol.

La giardiasis es una infección por protozoos presente en todo el mundo, y es la infección parasitaria intestinal más frecuente en Estados Unidos. Algunos protozoos Giardia forman una carcasa externa (llamada quiste). Estos quistes les permiten sobrevivir fuera del cuerpo durante largos períodos de tiempo (por ejemplo, en los lagos y arroyos) y los hace menos propensos a morir por efecto del cloro (por ejemplo, en las piscinas). Los quistes pasan a las heces y pueden causar infección.

Los protozoos Giardia son un contaminante común del agua dulce, incluyendo muchos lagos y arroyos, incluso los que parecen limpios. Los sistemas municipales de abastecimiento de aguas con filtración inadecuada contribuyen a algunos brotes. La mayoría de las personas contrae la infección al beber agua contaminada (por ejemplo, tragando agua en una piscina). Pero puede adquirirse la infección al comer alimentos contaminados, o al tener contacto con las heces de una persona infectada, lo que ocurre con frecuencia entre niños o en parejas sexuales.

La giardiasis es mucho más frecuente en:

  • Los niños que van a la guardería

  • Las personas que practican sexo oral-anal

  • Las personas que han viajado a países en desarrollo

  • Los excursionistas que beben agua no tratada de arroyos y lagos.

Los animales salvajes pueden albergar el parásito.

¿Sabías que...?

  • La giardiasis es la más frecuente de las infecciones parasitarias intestinales en Estados Unidos.

Síntomas de la giardiasis

Algunos individuos infectados no presentan síntomas. En otras personas, los síntomas de la giardiasis aparecen entre 1 y 2 semanas después de la infección. Los síntomas de la giardiasis suelen incluir cólicos abdominales, gases (flatulencia), eructos y diarrea acuosa pestilente. Las náuseas pueden aparecer y desaparecer. Los afectados sufren cansancio, cierto malestar e inapetencia. Si no se recibe tratamiento, la diarrea puede persistir durante semanas; algunas personas desarrollan una diarrea que persiste durante más tiempo. Estas personas pueden no absorber suficientes nutrientes de los alimentos (lo que se denomina malabsorción), lo que da como resultado una pérdida de peso significativa.

En algunos casos, la giardiasis crónica evita el crecimiento normal de los niños (un trastorno denominado fallo de medro o retraso del desarrollo).

Diagnóstico de la giardiasis

  • Análisis de heces

Los síntomas suelen sugerir el diagnóstico.

El modo más sencillo de realizar el diagnóstico de giardiasis es analizar las heces para detectar proteínas (antígenos) liberadas por Giardia lamblia. Mediante el examen al microscopio de las muestras fecales o de las secreciones tomadas del intestino delgado puede detectarse el parásito. Dado que las personas que han estado infectadas durante mucho tiempo tienden a excretar los parásitos a intervalos impredecibles, a menudo es necesario repetir periódicament el examen de las heces.

Prevención de la giardiasis

La prevención de la giardiasis requiere:

  • El tratamiento adecuado de las aguas públicas (incluyendo el agua potable y el agua de las piscinas)

  • Una buena higiene en la preparación de alimentos

  • Una buena higiene personal (por ejemplo, lavarse bien las manos después de usar el inodoro)

Hervir el agua mata al parásito y es la forma más segura para los excursionistas de garantizar que el agua de superficie puede beberse. En algunos casos, pueden desinfectarse pozos, embalses y piscinas con yodo o cloro. Este método es menos fiable, ya que varía en función de lo turbia o lodosa que esté el agua (turbidez), de su temperatura y de la frecuencia de la desinfección. La cantidad de cloro que suele utilizarse en el agua potable puede resultar insuficiente para destruir los quistes. Algunos dispositivos de filtración manuales eliminan los quistes del agua, pero no siempre se sabe si un sistema de filtrado en particular es eficaz.

Tratamiento de la giardiasis

  • Tinidazol, metronidazol o nitazoxanida (fármacos antiprotozoarios)

Las personas infectadas que presenten síntomas pueden tratarse con tinidazol, metronidazol o nitazoxanida por vía oral. Tratar a las personas infectadas que no presenten síntomas podría ayudar a reducir la propagación de la infección, pero resulta poco práctico y costoso. El tinidazol, tomado en dosis única, tiene menos efectos secundarios que el metronidazol, que debe tomarse tres veces al día durante 5-7 días. Durante unos días tras el tratamiento con tinidazol o metronidazol, el consumo de alcohol puede causar náuseas, vómitos, sofocos y dolores de cabeza. La nitazoxanida se encuentra disponible en forma líquida, una formulación útil para niños, y en forma de comprimidos. Tiene pocos efectos secundarios.

Las mujeres embarazadas no deben tomar ni metronidazol ni tinidazol. La seguridad del tratamiento con nitazoxanida durante el embarazo no ha sido evaluada. En consecuencia, el tratamiento de mujeres embarazadas se retrasa, si es posible, hasta después del embarazo. Si los síntomas son graves y no es posible retrasar el tratamiento, puede emplearse paromomicina.

Recursos en este artículo