Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Infección por tenia

Por Richard D. Pearson, MD, Emeritus Professor of Medicine, University of Virginia School of Medicine

La infección del intestino por tenia suele ocurrir cuando las personas comen carne cruda o poco cocida contaminada, sea de cerdo o de vacuno, o bien peces de agua dulce; en caso de la tenia enana, se produce al ingerir comida o agua contaminadas.

  • Las tenias adultas, que viven en el intestino, no suelen causar síntomas, pero pueden provocar malestar abdominal, diarrea y pérdida de peso.

  • La tenia del cerdo (solitaria) también puede formar quistes en el encéfalo y en otras partes del cuerpo (llamada cisticercosis).

  • Los quistes en el encéfalo pueden causar varios síntomas, como dolores de cabeza, convulsiones, confusión y enfermedad grave potencialmente mortal.

  • Los médicos diagnostican la infección al encontrar segmentos de gusano o huevos en una muestra de heces o, en el caso de quistes en otras partes del organismo, llevando a cabo pruebas de diagnóstico por la imagen o análisis de sangre.

  • Cocinar completamente la carne de cerdo y de vacuno y el pescado de agua dulce ayuda a evitar la infección.

  • Para tratar la infección en el intestino se usan fármacos antiparasitarios, como el praziquantel, y pueden utilizarse albendazol y/o praziquantel más corticoesteroides para aliviar los síntomas provocados por quistes en el cerebro.

Varias especies de anquilostomas pueden producir infección en los seres humanos. Entre estas especies se incluyen las siguientes:

  • Taenia saginata (tenia del ganado vacuno)

  • Taenia solium (tenia del cerdo o solitaria)

  • Diphyllobothrium latum (tenia de los peces)

  • Hymenolepis nana (tenia enana)

Las tenias adultas de otras especies—Echinococcus granulosus y Multilocularis Echinococcus (tenias del perro)—residen en el intestino de los perros u otros cánidos. Estas tenias a veces infectan a las personas, causando quistes en el hígado u otros órganos.

Ciclo de vida de la tenia de los cerdos, el ganado vacuno y los peces

Las tenias de los cerdos, el ganado vacuno y los peces son gusanos grandes y aplanados que viven en el intestino de los seres humanos y llegan a medir de 4,5 a 9 m de largo. (Las personas se consideran el huésped definitivo porque las tenias se aparean en su interior). Las secciones del gusano que contienen los huevos (proglótides) se eliminan con las heces.

Si las heces humanas se liberan al medio ambiente sin ser tratadas, los huevos pueden ser ingeridos por huéspedes intermediarios, como los cerdos, el ganado y (en el caso de la tenia de los peces) pequeños crustáceos de agua dulce, los cuales a su vez son ingeridos por peces. Los huevos eclosionan y liberan larvas en el huésped intermediario. Las larvas invaden la pared intestinal y son transportadas en el torrente sanguíneo hasta los músculos esqueléticos y otros tejidos, donde forman quistes.

El parásito se adquiere al comer los quistes en carnes crudas o poco cocidas y en ciertas especies de peces de agua dulce. Los quistes eclosionan y se convierten en gusanos adultos, que se alojan en la pared intestinal de los afectados; a partir de ahí, los gusanos crecen en longitud y comienzan a producir huevos.

Ciclo de vida del anquilostoma de la carne de cerdo (tenia del cerdo)

  • 1. Las personas se infectan al comer carne de cerdo cruda o poco cocinada que contiene quistes de larvas de tenia (denominados cisticercos).

  • 2. En el intestino, los cisticercos maduran convirtiéndose en tenias adultas y se adhieren a la pared del intestino.

  • 3. Las tenias adultas producen segmentos (llamados proglótides) que transportan los huevos y que pueden liberarlos o separase del resto de la tenia y viajar hasta el ano.

  • 4. Los huevos, los proglótides o ambos se eliminan con las heces.

  • 5. Los cerdos o, con menor frecuencia, las personas se infectan al consumir los huevos o proglótides (por ejemplo, en alimentos contaminados con heces).

  • 6. Tras la ingestión de los huevos, estos eclosionan en el intestino y liberan esferas (denominadas oncosferas) que penetran en la pared del intestino.

  • 7. Después, las oncosferas viajan a través del torrente sanguíneo hasta los músculos y el encéfalo, el hígado y otros órganos, donde se convierten en quistes.

¿Sabías que...?

  • Las tenias pueden crecer hasta alcanzar de 4,5 a 9 m de largo.

Tenia bovina

Ciclo de vida de la tenia enana

Las tenias enanas son pequeñas, sólo miden 2 pulgadas (40 milímetros) de largo como máximo. Las personas se infectan con tenias enanas por el consumo de huevos de la tenia, en lugar de quistes, como ocurre en la infección por tenia de los cerdos o del ganado vacuno. Los huevos pueden consumirse al tomar agua o alimentos contaminados por heces humanas, o pueden transmitirse a la boca tras el contacto con personas infectadas. A veces se consumen accidentalmente insectos infectados, como pulgas y escarabajos, en los cereales.

Los huevos se convierten en adultos que viven en el intestino. Las tenias adultas ponen huevos que se eliminan en las heces. Los huevos pueden ser consumidos por otra persona o por la misma persona, lo que resulta en la infección por una nueva generación de tenias adultas.

Cisticercosis

Únicamente en la tenia del cerdo, las personas que ingieran los huevos pueden convertirse en huéspedes intermediarios (los seres humanos no pueden ser huéspedes intermediarios de las tenias del ganado vacuno o de los peces). Se puede llegar a ser un huésped intermediario cuando se produce una de las circunstancias siguientes:

  • Se ingieren los huevos de tenia del cerdo procedentes de alimentos o agua contaminados con materia fecal humana.

  • Los huevos de la tenia del cerdo pueden trasladarse a la boca después del contacto con una persona infectada o a través de ropa y muebles contaminados.

  • Las personas con un gusano adulto en el intestino pueden volver a infectarse al tragarse huevos procedentes de sus propias heces (por ejemplo, en alimentos o agua contaminados) o posiblemente cuando segmentos portadores de huevos (proglótides) se desplazan desde el intestino hasta el estómago y liberan huevos.

Como en los huéspedes intermediarios animales, los huevos se transforman en esferas que contienen larvas (oncosferas) al alcanzar el intestino. Las esferas penetran la pared intestinal y llegan al encéfalo, los músculos, otros órganos o tejidos bajo la piel, donde forman quistes. En los seres humanos esta forma de la enfermedad se denomina cisticercosis.

Síntomas de la infección por tenia

Aunque las tenias en el intestino no suelen causar ningún síntoma, algunas personas experimentan molestias en la parte superior del abdomen, diarrea y otros síntomas. En ciertos casos, una persona con una tenia puede sentir una parte del gusano moviéndose hacia fuera a través del ano o ver parte del gusano en forma de cinta en las heces. La tenia enana es más propensa que otras tenias a causar síntomas abdominales como náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, pérdida de apetito y pérdida de peso.

La tenia de los peces puede provocar anemia porque absorbe la vitamina B12, necesaria para la maduración de los glóbulos rojos (eritrocitos).

Los síntomas de la cisticercosis están causados por quistes que se forman en el encéfalo y otros órganos (como la médula espinal, el hígado, los pulmones y los ojos). Estos quistes pueden provocar síntomas graves, a veces mortales, años después de la infección inicial, cuando los quistes empiezan a deteriorarse. Los quistes en el encéfalo y en los tejidos que lo recubren (meninges) pueden provocar cefaleas, convulsiones, confusión y otros síntomas neurológicos. En raras ocasiones, los quistes aparecen en los ojos (donde pueden provocar ceguera), o en la médula espinal, donde a veces causan debilidad muscular o parálisis.

Diagnóstico de la infección por tenia

  • Análisis de una muestra de heces

  • Para comprobar la presencia de cisticercosis, se lleva a cabo una tomografía computarizada o una resonancia magnética nuclear

  • A veces, análisis de sangre

El médico diagnostica la infección intestinal por tenias al hallar fragmentos de gusanos o de huevos al analizar una muestra de heces.

En personas con cisticercosis, los quistes en el encéfalo o en otros tejidos se pueden observar en una tomografía computarizada (TC) o mediante una resonancia magnética nuclear (RMN).

Para detectar anticuerpos contra la tenia del cerdo también pueden realizarse análisis de sangre. Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario para ayudar a defender al cuerpo de un ataque, incluyendo un ataque parasitario.

Prevención de la infección por tenia

La primera línea de defensa frente a la tenia es:

  • Cocinar completamente la carne y el pescado de agua dulce a una temperatura superior a 57ºC.

La congelación prolongada también puede matar los quistes. Por esta razón, el pescado de agua dulce no debe servirse como sushi, y solo debe comerse si se ha cocido, congelado de modo adecuado o curado en salmuera; ni el ahumado ni el secado eliminan los quistes.

Otra línea de defensa es:

  • La evaluación cuidadosa de la carne y el pescado por parte de inspectores especializados,

ya que los quistes son visibles en la carne infectada.

El adecuado tratamiento de los excrementos humanos interrumpe el ciclo vital y ayuda así a prevenir la cisticercosis y la infección por tenia enana.

La infección por tenia enana también se puede prevenir evitando lo siguiente:

  • La comida y el agua que puedan estar contaminadas con heces

  • Los cereales contaminados por insectos infectados

Por ejemplo, cuando se viaja a países en los que es probable que los alimentos estén contaminados, se deben lavar, pelar y/o cocinar todos los vegetales y frutas crudas con agua potable antes de comer.

Tratamiento de la infección por tenia

  • Para la infección intestinal, praziquantel o nitazoxanida (fármacos antiparasitarios)

  • Para los síntomas debidos a la cisticercosis, a veces corticoesteroides y un fármaco antiparasitario con o sin cirugía

A las personas con tenia intestinal se les administra una única dosis oral de praziquantel. Para la infección por tenia enana, se puede utilizar nitazoxanida como sustituto.

Tratamiento de la cisticercosis

El tratamiento de la cisticercosis depende de varios factores, como los síntomas y el número y la ubicación de los quistes en el encéfalo.

La cisticercosis no suele tratarse a menos que afecte al encéfalo. En ese caso se pueden administrar fármacos (como el albendazol o el praziquantel) y corticoesteroides (como la prednisona). Los corticoesteroides también se administran a las personas con síntomas para reducir la inflamación. Los fármacos antiparasitarios no se utilizan para tratar quistes en los ojos o en la médula espinal, porque es posible que desencadenen una grave inflamación que puede provocar daños considerables en los tejidos circundantes.

En ocasiones, la cirugía es necesaria: por ejemplo, cuando los quistes están obstruyendo el flujo de líquido que rodea el encéfalo y la médula espinal (líquido cefalorraquídeo) o cuando los quistes están causando problemas en la médula espinal o los ojos.

Recursos en este artículo