Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Infecciones por trematodos de los pulmones

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

Ciertas especies de trematodos causan infecciones en los pulmones.

  • Las personas se infectan cuando ingieren quistes que contienen larvas de trematodos en cangrejos de agua dulce crudos, poco cocidos o conservados en vinagre.

  • Las personas infectadas pueden tener diarrea, dolor abdominal, fiebre, tos, prurito y síntomas posteriores debidos al daño en los pulmones y otros órganos.

  • Los médicos diagnostican la infección mediante la identificación de huevos o gusanos en una muestra de esputo o en una muestra fecal.

  • Se administra praziquantel u otro fármaco para eliminar los trematodos del cuerpo.

Los trematodos pulmonares son:

  • Paragonimus westermani, que provoca paragonimiasis (o paragonimosis)

Las personas contraen infecciones por trematodos hepáticas cuando ingieren quistes que contienen trematodos inmaduros (larvas) en cangrejos de agua dulce crudos, poco cocidos o conservados en vinagre. Estas infecciones ocurren con mayor frecuencia en el Lejano Oriente.

Una vez ingeridos los quistes, las larvas los abandonan, penetran en la pared intestinal y entran en la cavidad abdominal. A continuación, atraviesan el diafragma e invaden los pulmones. Allí, se conviertan en adultos y producen huevos. Los gusanos también pueden ir al encéfalo, el hígado, los ganglios linfáticos, la piel o la médula espinal y desarrollarse allí. Sin embargo, el ciclo de la vida no se puede completar porque los huevos no tienen manera de salir del cuerpo.

Los huevos pasan desde los pulmones al esputo que se tose y se escupe o bien se ingiere y pasa a las heces. Si los huevos entran en el agua dulce, eclosionan en larvas que ingieren los caracoles. En el interior del caracol, las larvas se desarrollan en una forma (llamado cercaria) que puede nadar. Los caracoles infectados liberan las cercarias, que después infectan a los cangrejos de río y forman quistes (llamados metacercarias).

Síntomas

Poco después de contraer la infección, la persona puede presentar diarrea, dolor abdominal, fiebre, tos y prurito. Más tarde, la infección daña principalmente los pulmones, pero puede afectar otros órganos. Los afectados desarrollan lentamente síntomas como tos crónica, dolor torácico y dificultad respiratoria. Pueden toser sangre.

Si se ve afectado el encéfalo, pueden aparecer convulsiones, dificultad para usar o entender el lenguaje o problemas de visión. La persona afectada se puede quedar paralizada.

Diagnóstico

  • Examen y cultivo de una muestra de esputo o fecal

  • A veces, análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el parásito

Los médicos diagnostican las infecciones por trematodos cuando visualizan los huevos en el esputo o las heces de la persona infectada. A veces se toma una muestra de líquido pulmonar y se analiza para detectar la presencia de huevos. Los análisis de sangre para detectar los anticuerpos contra el parásito pueden ser eficaces Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario para ayudar a defender al cuerpo de un ataque, incluyendo un ataque parasitario.

Otras pruebas, como una radiografía o una tomografia computarizada (TC), del tórax, se realizan para diagnosticar lesiones en los pulmones o en otros órganos.

Prevención

Para los viajeros a zonas donde estas infecciones son comunes, la profilaxis consiste en no comer cangrejos de agua dulce crudos o poco cocidos

Tratamiento

  • Un fármaco para eliminar los trematodos del cuerpo (un fármaco antihelmíntico)

  • A veces, intervención quirúrgica

Las infecciones hepáticas por trematodos se tratan con praziquantel, un fármaco utilizado para eliminar los trematodos del cuerpo. Otras opciones son triclabendazol o bitionol (pero este fármaco tiene más efectos secundarios).

A veces es necesaria la cirugía para extirpar tumores cutáneos o, raramente, quistes en el encéfalo.

Recursos en este artículo