Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Loasis

(Filariasis por Loa loa; edema de Calabar)

Por Richard D. Pearson, MD, University of Virginia School of Medicine

La loasis es una infección de los tejidos subcutáneos causada por el nematodo Loa loa.

  • Aparecen edemas con comezón, principalmente en los brazos y las piernas.

  • A veces los gusanos viajan bajo la membrana transparente que recubre los ojos.

  • Los médicos diagnostican la infección mediante la identificación del gusano en una muestra de sangre.

  • El único fármaco que mata al gusano es la dietilcarbamazina.

La loasis es una infección por filaria que se produce sólo en las zonas forestales tropicales de África occidental y central.

Transmisión de la loasis

La loasis se transmite cuando un tábano africano infectado pica a una persona y deposita las larvas del gusano en la piel. Las larvas entran por la herida de la picadura y maduran en los tejidos debajo de la piel (tejidos subcutáneos). Los gusanos adultos pueden medir entre 1 y 3 pulgadas (3 a 7 centímetros) de largo. Los adultos producen larvas inmaduras del gusano (llamadas microfilarias) que circulan por el torrente sanguíneo durante el día y permanecen en los pulmones durante la noche. La infección se propaga cuando la persona infectada es picada por un tábano durante el día, cuando las microfilarias están en el torrente sanguíneo. El tábano transmite entonces larvas del gusano cuando pica a otra persona.

Síntomas de la loasis

Los edemas con comezón (edemas de Calabar) se desarrollan principalmente en los brazos y las piernas, pero se pueden desarrollar en cualquier parte del cuerpo. Se cree que son una reacción alérgica a las sustancias liberadas por los gusanos. Los edemas suelen durar de 1 a 3 días en los residentes en las zonas afectadas, pero en los viajeros a estas áreas, los edemas son más frecuentes y más graves. Los gusanos también pueden viajar bajo la membrana mucosa transparente que cubre los ojos (conjuntiva). Este movimiento puede ser inquietante y provocar picor en los ojos o sensación de irritación. Pero por lo general no causa daño permanente.

De vez en cuando, la loasis afecta el corazón, los riñones o el encéfalo, pero los síntomas son generalmente leves. La orina puede contener más proteínas de lo normal y un poco de sangre.

Diagnóstico de la loasis

  • Examen o análisis de una muestra de sangre

Los médicos sospechan la presencia de la infección en personas que presenten los síntomas característicos si han viajado a una zona (o emigrado de ella) donde dicha infección sea frecuente.

Los médicos diagnostican la infección cuando identifican microfilarias en una muestra de sangre examinada al microscopio. La muestra se toma alrededor del mediodía, cuando la mayoría de las microfilarias se encuentran en el torrente sanguíneo.

Nuevas pruebas diagnósticas pueden identificar el material genético (ADN) del parásito en una muestra de sangre.

Evitar la loasis

En las zonas donde la infección es frecuente, la administración semanal de dietilcarbamazina puede ayudar a prevenir la infección.

Para reducir el número de picaduras de tábano, se recomienda:

  • Usar repelentes de insectos

  • Vestir prendas tratadas con el insecticida permetrina

  • Vestir camisas de manga larga y pantalones largos

Debido a que los tábanos pican durante el día, las mosquiteras sobre las camas no son de utilidad.

Tratamiento de la loasis

  • Dietilcarbamazina

  • A veces también albendazol o un procedimiento para filtrar la sangre

El único fármaco que mata las microfilarias y los gusanos adultos es la dietilcarbamazina (un medicamento utilizado para el tratamiento de algunas infecciones parasitarias por filarias). Se toma por vía oral durante 21 días. Es posible que haya que repetir el tratamiento para eliminar la infección.

La dietilcarbamazina puede tener efectos secundarios graves, a veces mortales, sobre todo si la infección es grave. La reducción del número de microfilarias en la sangre antes de usar el fármaco puede reducir este riesgo. Así que antes del tratamiento con dietilcarbamazina, los médicos determinan el número de microfilarias en la sangre. Cuando el número es elevado, lo reducen mediante la administración de otro fármaco (albendazol) o mediante un procedimiento con un dispositivo que filtra la sangre.

Recursos en este artículo