Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Queratitis amebiana

Por Richard D. Pearson, MD, Emeritus Professor of Medicine, University of Virginia School of Medicine

La queratitis amebiana es una infección de la córnea poco frecuente causada por:especies de Acanthamoeba. Suele ocurrir en personas que usan lentes de contacto.

La queratitis amebiana puede destruir de forma progresiva. La mayoría (85%) de las personas infectadas usan lentes de contacto. La infección es más probable si los lentes de contacto se usan durante la natación, o si la solución de limpieza para lentes utilizada no es estéril. Algunas infecciones se desarrollan después de la lesión de la córnea.

Síntomas

Suelen aparecer úlceras dolorosas en la córnea. Los síntomas incluyen enrojecimiento ocular, producción excesiva de lágrimas, sensación de cuerpo extraño en el ojo y dolor ocular al exponerse a luz brillante; suelen ir acompañados de problemas de visión.

Diagnóstico

  • Análisis y cultivo de una muestra tomada de la córnea

Para establecer el diagnóstico, los médicos extraen una muestra de tejido de la córnea para examinarlo y realizar un cultivo.

Prevención

Para ayudar a prevenir esta infección, las lentes de contacto se deben guardar en una solución estéril. No se debe utilizar una solución casera. Además, no se deben utilizar lentes de contacto mientras se practica natación, se toman baños de vapor o durante la ducha o el baño.

Tratamiento

  • Fármacos antimicrobianos

Una infección en la fase precoz y superficial es más fácil de tratar. Si las úlceras son superficiales, los médicos usan un bastoncillo de algodón para eliminar las células infectadas y dañadas. Lo que mejor funciona es la combinación de dos o más fármacos antimicrobianos, como la biguanida de polihexametileno (utilizada para la desinfección de lentes de contacto), más la propamidina (en aplicación tópica). Se aplican a intervalos de 1-2 horas durante los 3 primeros días. A veces se utilizan también otros fármacos de aplicación tópica (como el antifúngico miconazol o el antibiótico neosporina).

Pueden administrarse fluconazol o itraconazol (antifúngicos) por vía oral, sobre todo si la infección es grave. El tratamiento es intensivo durante el primer mes, y se reduce de forma gradual conforme avanza la curación; el tratamiento suele durar entre 6 y 12 meses. Si se interrumpe demasiado pronto, es probable que la infección se reactive.

A no ser que el diagnóstico y el tratamiento se retrasen, o que el tratamiento farmacológico no resulte eficaz, rara vez es necesaria la cirugía reparatoria de la córnea (queratoplastia).