Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Tifus murino (endémico)

(tifus por pulgas de las ratas; tifus urbano de Malasia)

Por William A. Petri, Jr, MD, PhD, Wade Hampton Frost Professor of Medicine and Chief, Division of Infectious Diseases and International Health, University of Virginia School of Medicine

El tifus murino es una enfermedad por rickettsias cuyos microorganismos causales son Rickettsia typhi y Rickettsia felis.

Las rickettsias son un tipo de bacteria que puede vivir sólo dentro de las células de otros organismos (véase también Introducción a las infecciones por rickettsias). La palabra "murino" significa relacionado con ratas y ratones. Por lo tanto, las rickettsias que causan el tifus murino viven principalmente en ratas y ratones (huéspedes).

El tifus murino está presente en todo el mundo, aunque el número de personas afectadas no es elevado. La infección se transmite a las personas por las pulgas de las ratas y probablemente las de los gatos.

Los síntomas del tifus murino comienzan aproximadamente de 6 a 18 días después de que la bacteria entre en el cuerpo. Las personas afectadas presentan escalofríos, fiebre y dolor de cabeza. La fiebre dura alrededor de 12 días. Unos días después del inicio de todos estos síntomas, puede aparecer una erupción cutánea. En un primer momento, la erupción aparece sólo en algunas zonas del torso, y luego se extiende a las extremidades. El tifus murino rara vez causa la muerte, pero es más probable que esto ocurra en las personas de edad avanzada.

El diagnóstico del tifus murino se sospecha a partir de los síntomas. Pueden llevarse a cabo análisis de sangre que detectan anticuerpos contra la bacteria. Sin embargo, estas pruebas no permiten detectar los anticuerpos hasta al menos varios días después del inicio de la enfermedad. Por lo tanto, estos análisis no ayudan a los médicos a diagnosticar la infección inmediatamente después de que alguien la contraiga, pero pueden ayudar a confirmar el diagnóstico. Para confirmar el diagnóstico, puede realizarse un ensayo de inmunofluorescencia o utilizar la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés).

El tratamiento del tifus murino suele consistir en la administración del antibiótico doxiciclina por vía oral. Las personas afectadas suelen tomarse el antibiótico hasta que los síntomas mejoran o hasta que dejan de tener fiebre durante un periodo de 48 horas, pero deben tomarlos por lo menos durante 7 días. El cloranfenicol también es eficaz, pero puede tener efectos secundarios graves y no está disponible en los Estados Unidos.

La prevención implica medidas para reducir el número de ratas y pulgas de las ratas.