Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción a las fiebres hemorrágicas

Por Craig R. Pringle, BSc, PhD, Professor Emeritus, School of Life Sciences, University of Warwick

Las fiebres hemorrágicas son un grupo de infecciones virales graves caracterizadas por el sangrado (hemorragia).

  • Las fiebres hemorrágicas pueden estar causadas por muchos tipos diferentes de virus.

  • En función del tipo de virus, estas infecciones pueden transmitirse mediante el contacto con la piel o los fluidos corporales de una persona infectada, a través de los excrementos o la orina de roedores infectados, a través de picaduras de insectos o al comer alimentos contaminados.

  • Los síntomas incluyen fiebre, dolores musculares y corporales, cefalea y vómitos, así como hemorragia por la boca, la nariz o en órganos internos.

  • Para confirmar el diagnóstico, los médicos realizan análisis de sangre o en ocasiones examinan al microscopio tejidos infectados.

  • El tratamiento incluye la administración de líquidos y otras medidas para mantener las funciones corporales.

  • Ningún fármaco antivírico es eficaz en este caso

Varios grupos de virus pueden causar fiebre y otros síntomas que van acompañados de hemorragia grave (fiebre hemorrágica).

Los virus más frecuentemente asociados a la fiebre hemorrágica son:

La hemorragia se produce porque el virus produce el derrame de sangre desde los vasos sanguíneos. Estas infecciones a menudo son mortales:

Muchos otros virus, incluyendo el virus del dengue (ver Dengue), los hantavirus (ver Infección por hantavirus) y el virus de la fiebre amarilla (ver Fiebre amarilla) pueden causar síntomas hemorrágicos.

Algunos de estos virus residen de forma natural en los animales. Algunos se propagan por la picadura de una garrapata o de un mosquito.