Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

La gripe aviaria

Por Craig R. Pringle, BSc, PhD, Emeritus Professor, School of Life Sciences, University of Warwick

La gripe de las aves (gripe aviaria o aviar) es una infección por cepas del virus de la gripe que normalmente afectan a las aves silvestres, a las aves de corral y en ocasiones a los cerdos.

La gripe aviaria está causada por varias cepas del virus de la gripe del tipo A que por lo general infectan a las aves silvestres. La infección puede propagarse fácilmente a las aves domésticas y a veces a los cerdos; sin embargo, rara vez se transmite de animales a personas. Se transmite a los seres humanos principalmente cuando el material genético del virus cambia (muta), lo que permite al virus adherirse a las células del aparato respiratorio de la persona afectada. La mayoría de las personas que se han infectado por la gripe aviaria han tenido contacto directo con aves infectadas; en la mayoría de los casos, se trataba de aves infectadas o muertas. La gripe aviar casi nunca se transmite de persona a persona. Sin embargo, a los expertos les preocupa la posibilidad de que mutaciones adicionales pudieran permitir que el virus se propagara más fácilmente de persona a persona. Por lo tanto, la gripe aviaria podría diseminarse con rapidez y ampliamente, causando una gran epidemia mundial (una pandemia).

La primera infección humana por la cepa H5N1 (ver Tipos y cepas de la gripe) de la gripe aviar se produjo en Hong Kong en 1997, y posteriormente se expandió a Vietnam, después a Indonesia, Camboya, China, Tailandia, Turquía, Azerbaiyán, Djibouti, Egipto e Irak. Desde 2003, se han registrado más de 600 casos de infección humana por virus H5N1, con 391 muertes, en 15 países de Asia, África, el Pacífico, Europa y el Cercano Oriente.

En 2013 se inició un brote en el sudeste de China. Se trataba de gripe aviar por la cepa H7N9 del virus. A mediados de 2014 se registraron 423 casos de infección en seres humanos por la cepa H7N9 en China y 4 casos en Taiwán. La infección se ha producido principalmente en comunidades que consumen aves de corral procedentes de mercados de aves vivas.

Otras cepas del virus de la gripe aviar también han causado brotes esporádicos de infecciones en personas. No obstante, en estos brotes, el virus no se ha contagiado entre personas. En abril de 2014, una persona de la provincia china de Sichuan murió después de contraer la gripe aviar H5N6, pero el virus no se ha propagado a otras personas.

Síntomas

Los síntomas en los seres humanos varían dependiendo de la cepa del virus causante. Las cepas H5N1 y H7N9, que causan la mayoría de los casos de gripe aviar en las personas, tienen efectos similares.

Las personas afectadas pueden sufrir una extrema dificultad para respirar y síntomas similares a los de la gripe (como fiebre, tos, dolor de garganta y dolores musculares). Algunas personas tienen conjuntivitis o neumonía.

El riesgo de muerte ha sido alto: 30% en un brote y más del 60% en otro.

Diagnóstico

  • Análisis de una muestra tomada de la nariz o de la garganta

Si una persona tiene síntomas de gripe y ha tenido contacto con aves en un área donde se haya detectado la infección, o con una persona infectada por gripe aviar, debe consultar al médico,

que puede enviar al laboratorio una muestra de las secreciones de la nariz o la garganta para analizarla.

Prevención

La transmisión del virus puede detenerse mediante la identificación y la eliminación de las aves domésticas infectadas.

El gobierno estadounidense está haciendo acopio de reservas de una vacuna contra la gripe aviar H5N1 para un hipotético caso de epidemia.

Tratamiento

  • Medicamentos antivirales

Las personas infectadas se tratan con oseltamivir o zanamivir (fármacos antivirales utilizados para tratar la gripe, ver Gripe : Tratamiento), que suelen ser eficaces.