Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vacuna contra el herpes zóster

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Para obtener más información, consulte Shingles vaccine information statement.

La vacuna contra el herpes zóster contiene virus vivos debilitados (atenuados). La vacuna ayuda a reducir el riesgo de herpes zóster y el intenso dolor residual que puede causar (neuralgia posherpética).

El virus del herpes zóster es el mismo virus que causa la varicela. Después de la remisión de la varicela, el virus permanece en el organismo. Puede volver a activarse años más tarde y provocar el herpes zóster, que se caracteriza por una erupción dolorosa, generalmente solo en una zona concreta del cuerpo. La erupción se resuelve al cabo de varias semanas, pero la neuralgia posherpética, que provoca un intenso dolor crónico, puede durar meses o incluso años. El herpes zóster también puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y otros problemas debido al mal funcionamiento del sistema nervioso (por ejemplo, problemas de visión, audición o equilibrio).

La vacuna contra el herpes zóster es similar a la de la varicela pero contiene mayor cantidad de virus vivos.

Administración

La vacuna contra el herpes zóster se administra en una dosis como inyección subcutánea.

Se recomienda para personas mayores de 60 años.

Efectos secundarios

Con escasa frecuencia, aparece dolor en el sitio de la inyección.