Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vacuna contra la hepatitis A

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Para obtener más información, consulte Hepatitis A vaccine information statement.

La vacuna de la hepatitis A ayuda a proteger contra esta enfermedad. Por lo general, la hepatitis A es menos grave que la hepatitis B. La hepatitis A no suele causar síntomas, aunque puede provocar fiebre, náuseas, vómitos e ictericia; además, en raras ocasiones puede provocar insuficiencia hepática grave y muerte. Aun así, no da lugar a hepatitis crónica.

El uso de la vacuna ha reducido el número de personas que se infectan.

Administración

La vacuna contra la hepatitis A se administra mediante una inyección intramuscular. Se administran dos dosis a todos los niños: la primera, normalmente, a la edad de 12 a 23 meses, y la segunda de 6 a 18 meses después de la primera. Después de la primera dosis, el niño está completamente protegido durante un periodo entre 6 y 12 meses y después de la segunda dosis, por lo menos entre 14 y 20 años, y los adultos están protegidos por lo menos 25 años.

La vacuna contra la hepatitis A también se recomienda a cualquier adulto que desee protegerse contra la hepatitis A y a los adultos con mayor riesgo de contraer la infección, como en los casos siguientes:

  • Quienes viajen a zonas donde la enfermedad es frecuente

  • Quienes se inyectan drogas u otras sustancias similares

  • Hombres que mantienen relaciones homosexuales

  • Afectados por un trastorno hepático crónico

  • Quienes reciban tratamiento con factores de coagulación de la sangre

Efectos secundarios

Algunas veces el lugar de la inyección está dolorido. No hay constancia de efectos secundarios importantes.