Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vacuna del sarampión, paperas y rubéola

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Para obtener más información, consulte la MMR (Measles, Mumps, and Rubella) vaccine information statement (Declaración informativa sobre las vacunas del sarampión, la rubéola y las paperas).

La vacuna del sarampión, las paperas (parotiditis) y la rubéola (MMR, por sus siglas en inglés) es una vacuna combinada que protege contra estas tres infecciones víricas graves. La vacuna contiene virus vivos de sarampión, paperas y rubéola, aunque están atenuados. La vacuna combinada se utiliza porque toda persona que necesite protección contra una de estas enfermedades también la necesita contra las otras dos. Las vacunas por separado no están disponibles.

Estas infecciones pueden causar problemas graves:

  • El sarampión causa erupción, fiebre y tos, afecta principalmente a los niños y puede ser muy grave, ya que puede causar daño cerebral, neumonía y en ocasiones la muerte.

  • Las paperas hacen que las glándulas salivales se hinchen y se vuelvan dolorosas. Las paperas pueden afectar los testículos, el encéfalo y el páncreas, especialmente en adultos. Las paperas presentan un cuadro más grave en adultos.

  • La rubéola (sarampión alemán) provoca rinorrea, inflamación de los ganglios linfáticos y erupción cutánea con enrojecimiento de la piel, especialmente de la cara. En los adultos, causa dolor en las articulaciones. Si las mujeres embarazadas contraen la rubéola, pueden sufrir un aborto, el feto puede morir o el bebé puede nacer con defectos congénitos muy graves.

Administración

La vacuna MMR se administra mediante una inyección subcutánea. Se administran dos dosis: la primera entre los 12 y los 15 meses y la segunda, en general, entre los 4 y los 6 años de edad.

Todos los adultos nacidos en el año 1957 o en años posteriores que no hayan recibido dos dosis de la vacuna deben recibir por lo menos una dosis más de esta.

La vacuna triple vírica (o MMR por sus siglas en inglés) se recomienda también para:

  • Profesionales de la salud si las pruebas de laboratorio no detectan evidencia de inmunidad

  • Las mujeres en edad fértil (dado que la rubéola puede provocar graves defectos congénitos en los bebés de las madres infectadas durante el embarazo).

Haber nacido antes de 1957 se considera generalmente prueba suficiente de inmunidad al sarampión, las paperas y la rubéola, a excepción de las mujeres que podrían quedarse embarazadas y los profesionales de la salud.

Los adultos que puedan estar expuestos a estas enfermedades (como los nuevos universitarios, los trabajadores en escuelas o guarderías, o personas que viajen a nivel internacional) deben recibir una segunda dosis de la vacuna.

A las mujeres embarazadas y a las personas con alergia grave a la gelatina o a ciertos antibióticos (en particular a la neomicina) no se les debe administrar esta vacuna.

Efectos secundarios

Algunas personas tienen efectos secundarios leves, como fiebre, malestar general y erupción cutánea. Las articulaciones se vuelven temporalmente rígidas y doloridas, por lo general en las niñas adolescentes y en las mujeres.

Existen evidencias de que la vacuna triple vírica no provoca autismo (ver Vacuna triple vírica y autismo).