Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cajas de conexiones nerviosas: los plexos

Cajas de conexiones nerviosas: los plexos
Cajas de conexiones nerviosas: los plexos

De manera muy similar a la caja de conexiones eléctricas de una casa, un plexo nervioso es una red de nervios interconectados. Las fibras nerviosas procedentes de diferentes nervios espinales están ordenadas y recombinadas en los plexos, de manera que todas las fibras que van a una parte específica del cuerpo quedan agrupadas en un nervio. En el tronco se localizan cuatro plexos nerviosos: El plexo cervical proporciona conexiones nerviosas a la cabeza, el cuello y los hombros. El plexo braquial proporciona conexiones al tórax, los hombros, los brazos, los antebrazos y las manos. El plexo lumbar proporciona conexiones a la espalda, el abdomen, las ingles, los muslos, las rodillas y las pantorrillas. El plexo sacro proporciona conexiones a la pelvis, las nalgas, los genitales, los muslos, las pantorrillas y los pies. Debido a que los plexos lumbar y sacro están interconectados, algunas veces se hace referencia a ellos como plexo lumbosacro. Los nervios espinales en el tórax no se agrupan en un plexo; son los nervios intercostales, localizados entre las costillas.