Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Parto asistido

En el embarazo, el útero de la mujer alberga y protege al feto en desarrollo durante aproximadamente 40 semanas. Una vez que el feto ha madurado y comienza el trabajo parto, el cuerpo inicia una serie de movimientos que ayudarán al bebé a desplazarse a través del canal de parto. Sin embargo, a veces, el bebé puede quedar “atascado” en el canal de parto. Esto puede ocurrir cuando el bebé no logra conseguir la posición adecuada, cuando el trabajo de parto se interrumpe inesperadamente o cuando el bebé es muy grande para pasar por el canal de parto. En estas situaciones, se utiliza una ventosa obstétrica para asistir en el proceso del parto. Para sacar al bebé con ventosa, se inserta una copa en forma de campana o cono en la vagina y se coloca en la cabeza del bebé. La aspiración se realiza con una bomba de vacío manual o eléctrica. Esta bomba succiona suavemente al bebé hacia afuera, hasta que la cabeza emerge del canal de parto. En este momento, se retira la copa y se procede con el parto normal.