Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Episiotomía

Durante el embarazo, el útero de la mujer alberga y protege al feto en desarrollo. Después de aproximadamente 40 semanas, el embarazo llega a término y el feto está listo para nacer. En el momento del parto, la abertura del útero, denominada cuello uterino, se dilata para permitir que el bebé se desplace del útero a la vagina. La vagina es un conducto muscular que se expande para dar lugar a la cabeza y los hombros del bebé, mientras las contracciones uterinas continúan empujando al bebé hacia el exterior. A veces, la abertura vaginal es demasiado estrecha para permitir el paso del bebé sin que la vagina se desgarre. Ante este riesgo, se practica un procedimiento denominado episiotomía. En este procedimiento, el médico hace una incisión en la parte inferior de la vagina. Esta incisión agranda la abertura vaginal, para prevenir el desgarro vaginal durante la salida de la cabeza del bebé. Luego del parto, la incisión se sutura para que cicatrice. No obstante, este procedimiento prolonga el período de recuperación de la madre. Existen diversas complicaciones asociadas con este procedimiento, que deben analizarse con el médico previamente al procedimiento.