Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Apnea del Sueño

Durante la respiración, los pulmones se llenan con aire y el oxígeno se cambia por dióxido de carbono en los alvéolos. El dióxido de carbono sale del cuerpo durante la exhalación. Normalmente, este proceso se produce sin interrupciones. La apnea del sueño es un trastorno del sueño muy común que está caracterizado por pausas en la respiración durante el sueño. Una apnea, o un período de tiempo en el que se detiene la respiración, generalmente dura de 10 a 20 segundos y puede ocurrir hasta 20 a 30 veces por hora cada noche. Existen tres tipos de apnea del sueño: apnea obstructiva del sueño, apnea central del sueño y apnea del sueño mixta (una combinación de ambas). La apnea obstructiva del sueño se produce cuando los músculos en la parte trasera de la garganta, que sostienen el paladar blando, se relajan. Cuando los músculos se relajan, las vías respiratorias se estrechan y se bloquea la respiración temporalmente. Esto disminuye los niveles de oxígeno en la sangre, causando que el cerebro despierte al cuerpo para reabrir las vías respiratorias. La apnea obstructiva del sueño se encuentra más comúnmente en las personas con sobrepeso. Los síntomas comunes pueden incluir: • Somnolencia excesiva durante el día • Ronquidos fuertes con períodos de silencio seguidos por jadeos • Sueño sin descanso • Despertarse con la boca seca o con dolor de garganta Los equipos de CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias, por su sigla en inglés), el uso de aparatos orales y la terapia de oxígeno son tratamientos comunes. En algunos casos, se utiliza cirugía para eliminar obstrucciones que bloquean los pasajes de las vías respiratorias. Su médico es la mejor fuente de información relacionada con su tratamiento. Es importante que discuta con su médico cuál es la terapia más adecuada para usted, si la hubiera.