Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Electromiografía

Hay dos tipos de pruebas de electrodiagnóstico que se utilizan comúnmente: la electromiografía, o EMG, y los estudios de conducción nerviosa. Estas pruebas analizan la actividad eléctrica que tiene lugar en los nervios y los músculos.

La EMG estudia la actividad muscular; consiste en insertar una aguja a través de la piel y el músculo. La aguja registra la actividad eléctrica del músculo cuando la persona lo relaja y luego lo contrae. Cuando un músculo normal está en reposo, no hay ninguna actividad eléctrica. Cuando el músculo se contrae, se registra la actividad eléctrica.