Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Endoscopia con videocápsula

El intestino delgado es una parte del tracto gastrointestinal (tracto GI). Tiene unos 6 metros de longitud y en él tiene lugar la mayor parte del proceso de digestión. Para la exploración de las anormalidades del intestino delgado, tales como tumores y sangrado, puede utilizarse un endoscopio estándar. Sin embargo, estos endoscopios permiten alcanzar solo el primer o el segundo metro de intestino, cuando muchas veces, la anomalía se encuentra en los 4 o 5 metros restantes. No obstante, con la endoscopia por videocápsula, los médicos pueden examinar tumores intestinales de difícil acceso o visualizar zonas de sangrado distantes mediante imágenes de vídeo dinámico del intestino. La endoscopia por videocápsula es un procedimiento no invasivo en el que se utiliza una cápsula conectada a un sistema informático para ver toda la longitud del intestino delgado. La cápsula es aproximadamente del tamaño de un comprimido de vitaminas y contiene un transmisor, una batería, una cámara de vídeo en color, y una fuente de luz LED. La cápsula está sellada y es resistente al ácido del estómago y las enzimas digestivas. La cápsula toma dos imágenes por segundo a medida que avanza a lo largo del tracto gastrointestinal sirviéndose de las contracciones musculares del intestino. Este método permite localizar e identificar con mayor precisión tumores o sangrados de la pared intestinal en zonas distantes del tracto digestivo. Los sensores introducidos en el abdomen del paciente envían estas imágenes a un receptor que se le instala en la cintura. Después de ocho horas y más de 50.000 imágenes, los sensores y el receptor se eliminan. Las imágenes pueden ser descargadas a un ordenador en el que se ven como un vídeo y examinadas por un médico. La cápsula no es reutilizable y muchas personas no son conscientes de que el dispositivo ha hecho todo el tránsito cuando finalmente la excretan con las deposiciones. Antes de este procedimiento, se dan instrucciones dietéticas detalladas al paciente. Es importante evitar zonas con fuertes campos magnéticos y comentar las posibles complicaciones con el médico.