Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Varices

Existen tres tipos de vasos sanguíneos en el cuerpo: las arterias, que llevan la sangre oxigenada desde el corazón hasta el cuerpo; los capilares, en cuyo interior la sangre rica en oxígeno y en nutrientes se intercambia por la sangre usada de los tejidos del cuerpo; y las venas, que completan el ciclo al devolver la sangre usada al corazón.

Mientras que el corazón crea la presión necesaria para enviar la sangre a través de las arterias, las válvulas unidireccionales ubicadas dentro de las venas promueven que el flujo de sangre se dirija hacia el corazón. Si estas válvulas funcionan mal, las venas pueden llegar a ingurgitarse de sangre; pueden retorcerse e hincharse, y resultarán visibles en la superficie de la piel, particularmente en las piernas y los pies. Esta condición dolorosa, conocida como venas varicosas, es extremadamente frecuente, especialmente en las mujeres. Esta alteración vascular suele ir acompañada de hinchazón de las piernas, picazón, ardor, dolor, y la aparición de pequeñas "arañas" vasculares ramificadas.

La herencia es el principal factor de riesgo para el desarrollo de venas varicosas y arañas vasculares. Sin embargo, el embarazo, permanecer de pie durante largos períodos, la obesidad y el envejecimiento también pueden contribuir. Las venas que causan dolor o son poco atractivas pueden tratarse con medidas que van desde medias de compresión, fuentes de luz/tratamiento con láser y la extirpación quirúrgica. Pueden evaluarse las opciones de tratamiento con un médico o profesional de la salud.

Ubicaciones