Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Arteriopatía coronaria (coronariopatía): Resumen

Por The Manual's Editorial Staff,

En la arteriopatía coronaria (coronariopatía), el aporte de sangre al miocardio (músculo cardíaco) está bloqueado en parte o por completo. En la ateroesclerosis (literalmente "endurecimiento de las arterias"), los depósitos de grasa se acumulan en las paredes de las arterias hasta que finalmente se estrechan e incluso pueden bloquear el flujo sanguíneo. La ateroesclerosis puede afectar a las arterias que llevan la sangre al corazón, provocando una enfermedad de las arterias coronarias.

La obstrucción del flujo sanguíneo puede provocar:

  • Angina de pecho: Dolor torácico transitorio o una sensación de presión que se produce cuando el miocardio (músculo cardíaco) no recibe suficiente oxígeno

  • Síndromes coronarios agudos: Bloqueo repentino de una arteria coronaria, que causa angina inestable o un ataque cardíaco (infarto de miocardio), en función de la localización del bloqueo y su grado

Para una explicación completa, puede consultarse Introducción a la Arteriopatía Coronaria Coronariopatía.

¿Quién está en riesgo de sufrir enfermedad arterial coronaria?

Algunos factores que contribuyen a la arteriopatía coronaria no pueden modificarse, entre los que se incluyen:

  • Edad avanzada

  • Sexo masculino

  • Antecedentes familiares de arteriopatía coronaria prematura (es decir, que un pariente cercano haya padecido esta enfermedad antes de los 50 o 55 años)

Otros factores de riesgo sí pueden modificarse o tratarse. Por ejemplo:

Cómo saber si se está teniendo un ataque al corazón

Las personas que están teniendo un ataque al corazón tienen síntomas como:

  • Molestia o dolor en el pecho que puede irradiarse a la espalda, la mandíbula, el brazo izquierdo, el brazo derecho, los hombros o el abdomen

  • Dificultad respiratoria

  • Náuseas o vómitos

  • Ansiedad y/o inquietud

  • Una sensación de desmayo o incluso una pérdida de conocimiento

  • Sudoración súbita y excesiva

Por alguna razón desconocida, las mujeres suelen presentar síntomas distintos y menos identificables.

Alrededor de un tercio de las personas que sufren un infarto de miocardio no sienten dolor torácico; tal circunstancia suele darse en mujeres y en personas de ascendencia no caucásica, en personas de más de 75 años, en las que padecen insuficiencia cardíaca o diabetes y en las que han tenido un accidente cerebrovascular.

¿Sabías que...?

  • La mitad de las muertes por infarto de miocardio se producen en las primeras 3 o 4 horas posteriores a la aparición de los síntomas.

Los síndromes coronarios agudos son urgencias médicas. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las probabilidades de supervivencia.

¿Cómo se trata un ataque al corazón?

El tratamiento y el diagnóstico se realizan simultáneamente. Los médicos vigilan el corazón con electrocardiografía (ECG) para ver si hay signos de complicaciones, como alteraciones del ritmo cardíaco.

Se administran fármacos para reducir el riesgo de que se formen coágulos de sangre, para aliviar el dolor, y a menudo también para reducir la ansiedad.

Se pueden realizar procedimientos tales como una intervención coronaria percutánea (angioplastia y colocación de un stent) y una revascularización coronaria para abrir las arterias estrechadas o bloqueadas.

Suele realizarse una prueba de esfuerzo (una electrocardiografía mientras se hace ejercicio o después de estimulación farmacológica) antes del alta o poco después para determinar la funcionalidad de la persona afectada tras el infarto de miocardio y si el flujo sanguíneo al corazón sigue estando reducido.

El paciente también tiene que cambiar su estilo de vida para reducir el riesgo de futuros problemas cardíacos. Tales cambios incluyen:

  • Comer una dieta saludable (por ejemplo, limitar la cantidad de grasa)

  • Aumentar con cuidado la cantidad de ejercicio que hacen (según lo recomendado por su médico o fisioterapeuta)

  • Si tienen hipertensión o diabetes, intentando mantener estos trastornos bajo control

  • Si fuman, dejar de fumar

La rehabilitación cardíaca es útil para algunas personas que:

  • Han sufrido un infarto reciente

  • Tienen una insuficiencia cardíaca o enfermedad de las arterias coronarias que se ha desarrollado recientemente o que ha empeorado de forma repentina

  • Se han sometido a una cirugía de corazón

El objetivo de esta rehabilitación es mantener o recuperar la independencia o, por lo menos, llevar a cabo las actividades básicas de la vida cotidiana con las limitaciones que pueda suponer un funcionamiento cardíaco anómalo.

Recursos en este artículo