Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Comunidades de vida asistida

Por Barbara Resnick, PhD, CRNP, Professor, OSAH, Sonya Ziporkin Gershowitz Chair in Gerontology, University of Maryland School of Nursing

Las comunidades de vida asistida están diseñadas para personas que necesitan cierto grado de ayuda en las actividades diarias (por ejemplo, para bañarse, vestirse o tomarse la medicación como les haya sido prescrita). Estas comunidades pueden ayudar a personas de edad avanzada con problemas de memoria, tendencia a confundirse o con problemas físicos. Algunas comunidades tienen unidades especiales para personas con demencia donde los residentes pueden ser supervisados. Las comunidades de vida asistida también pueden proporcionar ayuda para las parejas que desean seguir viviendo juntos, a pesar de que uno o ambos requieran más ayuda de la que el otro pueda proporcionarle.

Las comunidades de vida asistida pueden ser desde pequeñas y de tipo hogareño a grandes y sofisticadas. Los residentes pueden tener su propio apartamento o una habitación con baño, o pueden compartir una habitación y un baño con otro residente. Estas comunidades proporcionan comidas, ayuda con las actividades diarias (incluida la asistencia personal) y ofrecen algunas actividades sociales y recreativas. Para cada uno de los residentes se desarrolla un plan de servicio, para ayudar a determinar qué servicios y actividades necesitan o desean. El grado de supervisión y cuidado de la salud disponible y los servicios y actividades específicas ofrecidos varían, a veces en gran medida, de comunidad a comunidad. Además, las regulaciones para estas comunidades varían según el estado (en Estados Unidos).

Cuando se necesita un tratamiento intensivo, es posible que la persona deba trasladarse a otro centro, como un hospital o un centro de rehabilitación. Después puede volver a la comunidad de donde procedía si su condición lo permite, pero para conservar su vivienda tiene que seguir pagándola durante su ausencia.

¿Sabías que...?

  • Existen grandes diferencias entre las diferentes comunidades de retiro y de vida asistida en cuanto a la legislación que las regula en distintos estados y en cuanto a los servicios e instalaciones que ofrecen.

Las personas que escogen vivir en una comunidad de vida asistida por lo general necesitan ayuda con las actividades diarias, dado que tienen algunos problemas de salud que limitan su capacidad para desenvolverse de modo independiente. La cantidad de esta ayuda varía considerablemente de una comunidad a otra. Cada vez más, el objetivo es ayudar a las personas mayores que residen en estas comunidades asistidas a permanecer allí el resto de su vida.

Cuestiones económicas

Las comunidades de vida asistida suelen ser más baratas que las residencias ya que proporcionan menos servicios asistenciales. A pesar de eso, pueden ser caras. Aunque Medicare no sufraga los gastos para vivir en una comunidad de vida asistida, Medicaid puede proporcionar cierto apoyo financiero en algunos estados. Muchas pólizas de seguros de cuidado a largo plazo ayudan a pagar una parte significativa de los costes de vivir en una comunidad de vida asistida.

Recursos en este artículo