Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Quiste en el conducto de Skene

(Quiste en el conducto de Skene)

Por S. Gene McNeeley, MD, Clinical Professor, Michigan State University, College of Osteopathic Medicine; Chief of Gynecology, Center for Advanced Gynecology and Pelvic Health, Trinity Health

Los quistes del conducto de Skene se desarrollan cerca de la abertura uretral cuando los conductos glandulares de Skene se obstruyen.

  • Los quistes grandes causan dolor durante las relaciones sexuales o problemas al orinar.

  • Los quistes que producen síntomas se extirpan.

Las glándulas de Skene, también llamadas glándulas periuretrales o parauretrales, se encuentran alrededor de la abertura de la uretra. El tejido que las rodea incluye parte del clítoris. Las glándulas pueden estar implicadas en la estimulación sexual y en la lubricación durante las relaciones sexuales.

Los quistes no suelen ser frecuentes. Se forman si el conducto de la glándula se obstruye, por lo general debido a una infección en esta. Estos quistes se producen principalmente en adultos. Si el quiste se infecta, puede formarse un absceso.

Síntomas

La mayoría de los quistes miden menos de 1 cm de diámetro y no causan ningún síntoma. Algunos quistes son mayores y producen dolor con las relaciones sexuales. A veces los quistes grandes obstruyen el flujo de orina por la uretra. En este caso, los primeros síntomas pueden manifestar dificultad al inicio de la micción, goteo al finalizar y retención de orina. O puede desarrollarse una infección del sistema urinario, causando una necesidad frecuente y urgente de orinar y micción dolorosa.

Los abscesos son sensibles al tacto, y están doloridos e inflamados. La piel sobre los conductos está enrojecida. La mayoría de las mujeres no presenta fiebre.

Diagnóstico

  • Una exploración pélvica

  • A veces, ecografía o cistoscopia

Durante el examen pélvico (ver Exploración ginecológica), el médico palpa los quistes o abscesos si son suficientemente grandes como para causar síntomas. Sin embargo, puede hacerse una ecografía, o puede usarse un tubo flexible de visualización y ver la vejiga (cistoscopio) para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

  • Extirpación del quiste

  • Antibióticos para los abscesos y a continuación extracción del quiste

Si los quistes producen síntomas, se extirpan sin problemas en la consulta del médico o en un quirófano. En la consulta se suele utilizar un anestésico local.

En el caso de los abscesos, se administran antibióticos por vía oral de 7 a 10 días. Luego se extirpa el quiste. O bien el médico puede efectuar un pequeño corte en el quiste y suturar sus bordes a la superficie de la vulva (marsupialización) para que pueda drenarse.