Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Parto vaginal instrumentado

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

El parto vaginal instrumentado consiste en el uso de una ventosa o fórceps.

La ventosa o vacuoextractor está formada por una pequeña copa o campana de un material similar a la goma, que se conecta a una bomba de vacío. Se introduce en la vagina y se adhiere por succión a la cabeza del feto. Si se intenta una extracción por ventosa sin éxito, el médico debe recurrir a una cesárea. En raras ocasiones la ventosa produce en el bebé hematomas en el cuero cabelludo o sangre en los ojos (hemorragia retiniana). También aumenta el riesgo de ictericia y de distocia de hombro.

El fórceps es un instrumento quirúrgico metálico con puntas redondeadas que se coloca alrededor de la cabeza del feto. En raras ocasiones el uso de fórceps crea hematomas en el bebé o desgarra la zona comprendida entre la abertura de la vagina y el ano (llamada perineo).

Se necesita utilizar fórceps o ventosa en las siguientes situaciones:

  • Cuando existe sufrimiento fetal

  • Cuando la mujer tiene dificultad para empujar

  • Cuando el parto se prolonga

  • Cuando la madre presenta alguna alteración (como problemas cardíacos o cerebrales) que le impiden empujar de manera vigorosa

Utilización de fórceps o ventosa

El fórceps o la ventosa se utilizan para facilitar el parto. El fórceps se coloca alrededor de la cabeza del bebé. La ventosa utiliza la succión para adherirse a la cabeza del bebé. Con cualquiera de estos dispositivos, el niño sale suavemente del cuerpo de su madre mientras ella empuja.

Recursos en este artículo