Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

POSICIÓN Y PRESENTACIÓN ANÓMALAS DEL FETO

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

La posición se refiere a si el feto está mirando hacia atrás (hacia la espalda de la madre, es decir, boca abajo cuando la madre está tumbada boca arriba) o hacia delante (con la cara hacia arriba).

La presentación se refiere a la parte del cuerpo del feto que sale primero por el canal del parto. Aunque generalmente la cabeza sale en primer lugar, a veces lo hacen las nalgas o un hombro.

La combinación más segura y frecuente consiste en lo siguiente:

  • La cabeza primero (llamada presentación en vértex o cefálica)

  • Cara hacia atrás (hacia la espalda de la madre)

  • La cara y el cuerpo vueltos hacia la derecha o la izquierda

  • El cuello doblado hacia adelante

  • El mentón metido hacia abajo

  • Los brazos cruzados sobre el pecho

Si el feto se encuentra en una posición o presentación diferente, el parto puede ser más difícil y el alumbramiento quizá no sea posible por vía vaginal.

Posición y presentación del feto

Hacia el final del embarazo, el feto se coloca en posición de parto. Normalmente, la posición del feto es con la cabeza hacia abajo, inclinada hacia atrás (hacia la espalda de la madre), y con la cara y el cuerpo formando un ángulo hacia un lado, el cuello flexionado y en presentación cefálica.

Una posición menos habitual es con la cabeza hacia delante, y las presentaciones anormales incluyen las de cara, frente, nalgas y hombro.

Presentaciones anormales

Existen varias presentaciones anormales.

Presentación occípito-posterior

En la presentación occípito-posterior el feto presenta primero la cabeza pero mira hacia delante (hacia el abdomen de la madre). Es la posición o presentación anormal más frecuente.

Cuando el feto mira hacia arriba, el cuello a menudo está extendido más que flexionado y la cabeza necesita más espacio para pasar por el canal del parto. En este caso puede ser necesario utilizar forceps o una ventosa, o realizar una cesárea.

Presentación de nalgas

En esta presentación, las nalgas o a veces los pies del feto aparecen en primer lugar. Se produce en un 3 a 4% de los partos a término. Cuando el parto es vaginal, los fetos que se presentan de nalgas tienen más probabilidades de sufrir alguna lesión que aquellos que lo hacen de cabeza. Las lesiones pueden ocurrir antes, durante o después del nacimiento. El bebé puede incluso morir. Las complicaciones son menos probables cuando la presentación de nalgas se detecta antes del parto.

La presentación de nalgas es más probable en las circunstancias siguientes:

En ocasiones el médico puede girar el feto, presionando el abdomen de la madre antes de comenzar el parto, habitualmente después de la semana 36 de embarazo, hasta llevarlo a una posición cefálica (presentación de cabeza). Sin embargo, si el parto empieza y el feto se presenta de nalgas, puede haber problemas.

Por ejemplo, el conducto que dejan las nalgas en el canal del parto puede no ser lo suficientemente amplio para que la cabeza (que es más ancha) lo atraviese. Además, cuando la cabeza sigue a las nalgas, esta no puede moldearse para que quepa en el canal del parto, tal como lo hace normalmente. Por consiguiente, el cuerpo del niño puede haber salido, mientras que la cabeza queda atrapada dentro de la mujer. Cuando la cabeza del bebé queda atrapada, hace presión sobre el cordón umbilical en el canal del parto, por lo que el bebé recibe muy poco oxígeno. Las lesiones cerebrales causadas por falta de oxígeno son más frecuentes en los fetos que se presentan de nalgas que en los que lo hacen de cabeza.

En un primer parto, estos problemas se pueden producir con más frecuencia porque los tejidos de la madre no se han distendido por partos previos. Como el niño puede lesionarse o morir, se prefiere la cesárea cuando el feto se presenta de nalgas, a menos que el médico tenga mucha experiencia en este tipo de partos.

Otras presentaciones

En la presentación de cara, el cuello se arquea hacia atrás, de manera que lo primero que se presenta es la cara.

En la presentación de frente, el cuello se arquea menos y la frente se presenta primero.

Por lo general, el feto no permanece en presentación de cara o de frente; a menudo se corrige solo. Si no ocurre así, pueden utilizarse forceps o ventosa, o realizar una cesárea.

En ocasiones, un feto cruzado horizontalmente a lo largo del canal del parto (denominada posición transversal) presenta primero los hombros. En este caso se realiza una cesárea, a menos que el feto sea el segundo de un parto gemelar. En tal caso, se puede dar la vuelta al feto para que nazca por la vagina.

Recursos en este artículo