Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Infecciones puerperales

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Inmediatamente después del parto, muchas veces la temperatura de la madre aumenta. Una temperatura de 38°C o más alta durante las primeras 12 horas después del parto posiblemente sea indicio de una infección, pero puede no serlo. Sin embargo, estos casos deben ser evaluados por el médico o la matrona. Generalmente se diagnostica una infección puerperal (infección posparto) cuando han transcurrido al menos 24 horas desde el mismo y la mujer ha tenido una temperatura de 38 °C o más en dos ocasiones al menos, con 6 horas de diferencia.

Las infecciones después del parto casi nunca se producen porque los médicos tratan de evitarlas reduciendo los problemas que pueden provocar su desarrollo. Sin embargo, si lo hacen, las infecciones pueden llegar a ser graves. Por ello, si una mujer tiene una temperatura de más de 38 °C en cualquier momento durante la primera semana después del parto, debe llamar al médico.

Las infecciones posparto (después del parto, puerperales) pueden estar:

  • Directamente relacionadas con el parto (las que se desarrollan en el útero o en la zona alrededor del útero)

  • Indirectamente relacionadas con el parto (las que se desarrollan en los riñones, la vejiga, las mamas o los pulmones)