Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Cervicitis

Por David E. Soper, MD, Medical University of South Carolina

La cervicitis es una inflamación del cuello uterino (la parte inferior y estrecha del útero que conecta con la vagina). Puede estar causada por una infección o por otro trastorno.

  • La cervicitis está causada a menudo por una enfermedad de transmisión sexual, pero puede ser el resultado de otros trastornos.

  • Los síntomas más frecuentes son secreción inusual de la vagina y sangrado vaginal entre periodos menstruales o después del coito, pero hay mujeres que no presentan ningún síntoma.

  • Si los síntomas sugieren una infección cervical, los médicos usan un hisopo para obtener una muestra del cuello uterino y analizar los microorganismos que pueden causar infección.

  • Se suelen administrar en primer lugar antibióticos eficaces contra las infecciones por clamidia y la gonorrea (la causa más frecuente).

La cervicitis puede extenderse hacia arriba desde el cuello uterino y afectar al revestimiento del útero (causando una endometritis) y a otros órganos reproductores (causando enfermedad inflamatoria pélvica).

Causas de la cervicitis

Si aparece de repente, por lo general la causa es una infección. Si ha estado presente durante mucho tiempo (es crónica), por lo general la causa no será una infección.

Las infecciones que con frecuencia producen cervicitis incluyen enfermedades de transmisión sexual como:

  • Las infecciones por clamidia debidas a las bacterias Chlamydia trachomatis (causa más frecuente)

  • La gonorrea debida a las bacterias Neisseria gonorrhea (segunda causa más frecuente)

  • El herpes genital debido al virus herpes simplex

  • La infección por las bacterias Mycoplasma genitalium

Las infecciones de la vagina (como la vaginosis bacteriana y la vaginitis por Trichomonas) también pueden afectar al cuello del útero. A menudo no puede identificarse el microorganismo que causa la cervicitis.

Otros trastornos distintos de las infecciones también pueden producir cervicitis, Entre estos factores se incluyen los siguientes:

  • Procedimientos ginecológicos

  • Objetos (como diafragmas) que se han quedado en la vagina durante demasiado tiempo

  • Las sustancias químicas contenidas en las duchas vaginales o en las cremas anticonceptivas

  • En mujeres alérgicas al látex, preservativos de látex

Síntomas de la cervicitis

La cervicitis puede no producir síntomas. Si aparecen, los más frecuentes son secreción inusual (a veces de color amarillo verdoso y purulenta) de la vagina y sangrado vaginal entre periodos menstruales o después del coito. Algunas mujeres sienten dolor durante el coito, la micción o en ambas situaciones. El área alrededor de la abertura de la vagina aparece enrojecida e irritada, igual que la vagina.

Puede haber otros síntomas según la causa de la cervicitis. Por ejemplo, si la causa es una enfermedad inflamatoria pélvica o una infección por herpes simple, la mujer puede tener fiebre y dolor en la parte baja del abdomen.

Diagnóstico de la cervicitis

  • Evaluación por un médico

  • Análisis de una muestra tomada del cuello uterino

Hay que acudir a la consulta en caso de secreción vaginal persistente e inusual, sangrado vaginal fuera de los periodos menstruales o dolor durante el coito. Sin embargo, como la cervicitis a menudo no produce síntomas, puede diagnosticarse durante una exploración ginecológica periódica.

Si los síntomas sugieren cervicitis, se realiza una exploración pélvica. Se busca secreción en el cuello uterino y también se toca este con un hisopo para ver si sangra con facilidad. Cuando se detecta secreción purulenta y el cuello uterino sangra fácilmente, es probable que se trate de una cervicitis.

Si los síntomas sugieren enfermedad inflamatoria pélvica se utiliza un hisopo para obtener una muestra del cuello del útero en busca de microorganismos que pueden producir enfermedades de transmisión sexual (como la gonorrea o una infección por clamidia o Trichomonas) o vaginosis bacteriana.

Tratamiento de la cervicitis

  • Por lo general, en primer lugar antibióticos

  • Si la infección está causada por el virus del herpes simple, fármacos antivíricos

Si la cervicitis ha aparecido de repente, la mayoría de las mujeres reciben antibióticos efectivos contra las infecciones por clamidia y gonorrea, sobre todo si tienen factores de riesgo de enfermedad de transmisión sexual (como edad inferior a 25 años, nuevas o varias parejas sexuales o falta de protección durante las relaciones sexuales).

El tratamiento consiste en:

  • Para la infección por clamidia: azitromicina o doxiciclina, tomadas por vía oral

  • Para la gonorrea: una dosis única de ceftriaxona intramuscular más azitromicina, en una única dosis por vía oral

Se continúa la administración de estos fármacos hasta que se dispone de los resultados de la prueba. Tras identificar la causa, se ajusta la medicación según sea necesario.

Si la causa es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria, las parejas sexuales tienen que recibir tratamiento de manera simultánea. Las mujeres debe abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que la infección haya desaparecido en ellas y en sus parejas.

Si la causa es el virus herpes simple, la infección generalmente persiste de por vida. Los fármacos antivirales pueden controlar estas infecciones, pero no curarlas.

Después de 3 a 6 meses de tratamiento, se repiten las pruebas para determinar si se ha erradicado la infección o si está bajo control.