Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Vulvitis

Por David E. Soper, MD, Medical University of South Carolina

La vulvitis es la inflamación de la vulva. La vulvovaginitis es el trastorno causado por la inflamación de la vulva y de la vagina.

La vulva es la zona situada alrededor de la abertura de la vagina que contiene los órganos genitales externos femeninos.

Causas de la vulvitis

La vulvitis puede ser consecuencia de:

  • Reacciones alérgicas a sustancias que entran en contacto con la vulva (como jabones, telas, perfumes y baños de burbujas)

  • Trastornos de la piel (como la dermatitis)

  • Infecciones, entre ellas las infecciones por levaduras y enfermedades de transmisión sexual (como el herpes)

  • Infestación con piojos púbicos (un trastorno denominado pediculosis del pubis)

  • Irritación causada por la orina o las heces, si se mantienen en contacto con la vulva (como puede suceder en mujeres que tienen incontinencia o están postradas en cama).

El contacto con la orina y las heces a veces causa vulvitis crónica.

En las niñas, las infecciones de la vagina también pueden afectar a la vulva. Estas infecciones pueden deberse a bacterias provenientes del ano o a otras bacterias.

Síntomas de la vulvitis

La vulvitis causa prurito, dolor y enrojecimiento. En raras ocasiones, los pliegues de la piel (labios) alrededor de la vagina y los orificios uretrales pueden adherirse entre sí. La vulvitis crónica puede ocasionar la aparición de placas dolorosas, escamosas, engrosadas o blanquecinas en la vulva.

Diagnóstico de la vulvitis

  • Evaluación por un médico

El médico examina la vulva para comprobar si hay enrojecimiento y alteraciones en la piel y verifica si existe secreción de la vagina. También hacen preguntas relacionadas con la secreción vaginal (si existe), con las posibles causas de los síntomas y con la higiene.

El médico suele hacer un examen pélvico para comprobar la existencia de otras infecciones y, si existe secreción, se examina al microscopio. El médico también puede utilizar un hisopo para tomar una muestra de líquido del cuello uterino. La muestra se examina para detectar enfermedades de transmisión sexual.

Tratamiento de la vulvitis

  • Medidas generales

  • Hidrocortisona o estrógenos en forma de crema

Se pueden ensayar diversos tratamientos. Entre estos factores se incluyen los siguientes:

  • Evitar las sustancias que pueden irritar la vulva

  • Mantener la vulva limpia y seca

  • Tomar un baño de asiento con sustancias calmantes (para ayudar a controlar el prurito)

  • Aplicación en la vulva de hidrocortisona o estrógenos en crema

Si una vulvitis crónica no responde al tratamiento, por lo general se realiza una biopsia para detectar la causa, incluyendo trastornos de la piel de la vulva (distrofias vulvares, como liquen escleroso o hiperplasia de células escamosas) y cáncer.