Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Introducción al parto

Por Haywood L. Brown, MD, Duke University Medical Center

A pesar de que cada parto es distinto, la mayoría siguen un patrón general. En consecuencia, la mujer embarazada puede hacerse una idea general de los cambios que se producirán en su organismo para hacer posible el parto y de qué procedimientos deben seguirse para facilitar este proceso. También deberá tomar algunas decisiones personales; por ejemplo, si en el momento del parto querrá tener a su lado a alguna persona que le sirva de apoyo (el padre del bebé u otro acompañante).

Una futura madre puede desear que su pareja esté junto a ella durante el parto. El estímulo y apoyo emocional de la pareja pueden ser de gran ayuda para relajarla, reduciendo, en ocasiones, la necesidad de administrar medicamentos para aliviar el dolor. Además, el hecho de compartir la experiencia del parto tiene beneficios emocionales y psíquicos, como crear fuertes vínculos familiares. No obstante, algunas futuras madres prefieren la intimidad durante el parto o la pareja prefiere no estar presente. Las clases de preparación para el parto sirven para preparar tanto a la madre como a la pareja durante todo el proceso.

En los países desarrollados la mayoría de los partos tienen lugar en el hospital, aunque algunas mujeres prefieren dar a luz en casa. Sin embargo pueden aparecer complicaciones inesperadas durante el parto o poco después de este, incluso en mujeres que han tenido un buen control prenatal y que no presentan signos de problema alguno. Por ello la mayoría de los expertos no recomienda el parto domiciliario. Las mujeres que prefieren un ambiente hogareño y estar sujetas a menos normas (por ejemplo, que no haya limitaciones en el número de visitantes o de horas de visita) pueden optar por centros de maternidad privados. Estos centros proporcionan un cuidado más personal y menos formal, y son más seguros que el parto en casa. Los centros de maternidad pueden formar parte de un hospital o tener acuerdos con un hospital cercano. Por lo tanto, los centros de maternidad privados pueden proporcionar personal médico, equipo de emergencia y las instalaciones de un hospital completo, en caso de que fuera necesario. Si surgiera alguna complicación durante el parto, estos centros derivarían inmediatamente a la mujer al hospital.

Algunos hospitales cuentan con habitaciones privadas en las que la mujer permanece desde antes del parto hasta que se le da de alta. A estas habitaciones se les denomina unidades de dilatación, parto, recuperación y posparto (puerperio).

Independientemente de lo que elija una mujer, saber qué puede esperar le permite prepararse para el nacimiento del bebé; por ejemplo, leyendo acerca del parto, hablando con otras mujeres y asistiendo a las clases de preparación al parto.