Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Astrocitomas

Por David N. Korones, MD, Associate Professor of Pediatrics, Oncology, and Neurology, University of Rochester Medical Center

Los astrocitomas son tumores que se desarrollan a partir de células con forma de estrella (astrocitos) que ayudan a las células nerviosas en la función cerebral (o en la de la médula espinal). Estos tumores pueden ser cancerosos o no.

  • Se desconoce la causa de los astrocitomas.

  • Los niños pueden tener dificultad para caminar, debilidad, alteraciones en la visión, vómitos y cefaleas (dolores de cabeza).

  • El diagnóstico supone, por lo general, la realización de una prueba de imagen y una biopsia.

  • Entre las opciones de tratamiento se encuentran la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia.

Los astrocitomas son los tumores cerebrales infantiles más frecuentes, representando hasta un 40% de los mismos. Estos tumores se suelen diagnosticar entre los 5 y los 9 años de edad.

Síntomas de los astrocitomas

La presión intracraneal aumenta, causando cefaleas (a menudo cuando el niño se despierta), vómitos y apatía. Puede aparecer falta de coordinación y dificultad para caminar. La vista se vuelve borrosa o se pierde y los ojos protruyen o realizan de forma involuntaria un movimiento espasmódico en una dirección y vuelven rápidamente a la posición anterior (nistagmo).

Los astrocitomas localizados en la médula espinal provocan dolor de espalda, dificultad para caminar y debilidad muscular.

Diagnóstico de los astrocitomas

  • Resonancia magnética nuclear

  • Biopsia

Normalmente se realiza una resonancia magnética nuclear (RMN) con un medio de contraste. Si no es posible, se utiliza la tomografía computarizada (TC), pero esta proporciona menos detalle.

Luego el médico debe tomar una muestra de tejido del tumor y examinarla al microscopio (biopsia), ya que el tratamiento se basa en el grado de anomalía que presenten las células tumorales (el grado del tumor). Estos tumores normalmente se clasifican en dos grados: bajo (por ejemplo, el astrocitoma pilocítico juvenil) y alto (por ejemplo, el glioblastoma). Los tumores de grados I y II son de bajo grado y los tumores de grados III y IV son de alto grado.

Tratamiento de los astrocitomas

  • La cirugía (si es posible) y, con frecuencia, la radioterapia y la quimioterapia

La mayoría de los astrocitomas de bajo grado se extirpan quirúrgicamente.

En algunos casos, es muy difícil separar el tumor del tejido cerebral normal o no se puede acceder al tumor. En estos casos, se utiliza radioterapia en vez de cirugía. La radioterapia se utiliza en niños de más de 10 años de edad que tienen un tumor que no se puede extirpar quirúrgicamente, que es posible que perjudique el funcionamiento intelectual o que progresa o reaparece después de la cirugía. Si los niños son menores de 10 años, se utiliza quimioterapia en lugar de radioterapia, ya que esta puede afectar el crecimiento y el desarrollo cerebral de los niños pequeños. La mayoría de los astrocitomas de bajo grado se curan.

Los astrocitomas de alto grado se tratan con una combinación de cirugía (si es posible), radioterapia y quimioterapia. El pronóstico es peor para los niños con un tumor de alto grado, para quienes la supervivencia global es solo del 20 al 30% a los 3 años del tratamiento.