Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Eritema infeccioso

(Quinta enfermedad; infección por parvovirus B19)

Por Mary T. Caserta, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

El eritema infeccioso (quinta enfermedad, infección por el parvovirus B19) es una infección vírica contagiosa que causa manchas o una erupción roja en relieve con un leve malestar.

  • La causa del eritema infeccioso es vírica.

  • Los síntomas del eritema infeccioso incluyen fiebre discreta, eritema facial y una erupción que sigue una especie de filigrana en los brazos, las piernas y el tronco.

  • El diagnóstico se basa en la erupción característica de la piel.

  • El objetivo del tratamiento del eritema infeccioso es aliviar los síntomas.

El parvovirus humano B19 es la causa del eritema infeccioso, que suele presentarse durante la primavera, frecuentemente en áreas geográficas definidas, y afecta a niños, en especial a niños en edad escolar. La infección se contagia principalmente por la inhalación de las gotitas de aire exhaladas por una persona infectada, por lo que la infección tiende a contagiarse al resto de miembros del hogar. La infección también puede transmitirse de la madre al feto durante el embarazo; en raras ocasiones causa muerte intrauterina o anemia grave y exceso de líquidos e hinchazón (edema) en el feto (hidropesía o edema fetal).

Síntomas

Los síntomas del eritema infeccioso empiezan entre 4 y 14 días después de la infección, pero muchos niños no presentan ninguno. Sin embargo, algunos tienen febrícula y sensación leve de enfermedad, con dolor de cabeza y secreción nasal, durante algunos días. Varios días más tarde, los niños desarrollan el eritema en las mejillas, que a menudo da la impresión de haber recibido una bofetada, así como la erupción, sobre todo en brazos, piernas y tronco, pero no suele aparecer ni en las palmas de las manos ni en las plantas de los pies. La erupción produce prurito y consiste en máculas (manchas) rojas en relieve que forman una especie de filigrana, particularmente en las áreas de los brazos que no están cubiertas por la ropa, debido a que la erupción empeora si se expone a la luz solar.

La erupción suele durar de 5 a 10 días. Durante las semanas siguientes, reaparece temporalmente en respuesta a la exposición al sol, el ejercicio físico, el calor, la fiebre o la tensión emocional. En los adolescentes, el dolor leve de las articulaciones y la inflamación permanece o aparece y desaparece durante semanas o meses.

El eritema infeccioso también puede manifestarse de un modo distinto, especialmente en niños con anemia de células falciformes (anemia drepanocítica o drepanocitosis) u otros trastornos de los glóbulos rojos, o bien en niños con enfermedades que reducen la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra las infecciones, como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida, ver Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en niños). En estos niños, el parvovirus B19 puede afectar la médula ósea y causar una anemia grave.

Diagnóstico

  • Evaluación por un médico

El médico basa el diagnóstico del eritema infeccioso en el aspecto característico de la erupción. Los análisis de sangre pueden ayudar a identificar el virus, pero rara vez se hacen, excepto en los niños que sufren un trastorno sanguíneo conocido o tienen un sistema inmunitario deteriorado.

Tratamiento

  • Alivio de los síntomas

El tratamiento del eritema infeccioso se centra en el alivio de los síntomas.