Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Llanto

Por Deborah M. Consolini, MD, Assistant Professor of Pediatrics;Chief, Division of Diagnostic Referral, Sidney Kimmel Medical College of Thomas Jefferson University;Nemours/Alfred I. duPont Hospital for Children

Todos los lactantes y los niños pequeños lloran como una forma de comunicación. Es la única manera que tienen para expresar una necesidad. Así, en la mayoría de los casos el llanto es una respuesta al hambre, la incomodidad (como la producida por un pañal mojado), el miedo o la separación de los padres. Este llanto es normal y por lo general cesa cuando las necesidades se cumplen, por ejemplo, cuando se alimenta, expulsa los gases, se cambia el pañal o se le abraza. Este llanto tiende a ocurrir con menos frecuencia y durante menos tiempo a partir de los 3 meses de edad.

El llanto excesivo se refiere al llanto que continúa después de que los cuidadores han tratado de satisfacer las necesidades habituales, o el llanto que continúa durante más tiempo de lo normal para un niño determinado.

Causas

Más del 95% de las veces, no hay ningún trastorno médico concreto responsable del llanto excesivo. Aunque este llanto es estresante para los padres, los niños finalmente se calman y dejan de llorar por su cuenta. La fatiga es una causa común de llanto en lactantes. Entre los 6 meses y los 3 años de edad, el llanto nocturno está a menudo ocasionado por que el niño tiene dificultad para volverse a dormir cuando se despierta de noche. Volver a dormirse por sí mismos es especialmente difícil para los niños que están acostumbrados a quedarse dormidos bajo ciertas condiciones, tales como al ser mecidos o con un chupete. Los miedos nocturnos son comunes después de la edad de 3 años. Los temores concretos por lo general dependen de la edad del niño y su etapa de desarrollo físico y emocional. A veces, los niños de 3 a 8 años lloran con temor en medio de la noche y no parecen estar despiertos ni se les puede consolar. Cuando se despiertan por la mañana no tienen ningún recuerdo del sueño o del llanto. Estos episodios de llanto se llaman terrores nocturnos y se exponen en otra sección del manual (ver Problemas del sueño en niños : Terrores nocturnos y sonambulismo).

Problemas médicos

Menos del 5% de las veces, el llanto excesivo es causado por una enfermedad. Algunos trastornos son incómodos, pero no suponen un peligro inmediato. Estas causas menos graves de llanto incluyen reflujo gastroesofágico (ver Reflujo gastroesofágico en niños), un pelo enroscado alrededor de un dedo de la mano o del pie (torniquete de cabello), un rasguño en la superficie del ojo (úlcera corneal), una fisura anal y una infección del oído medio.

Con menor frecuencia, la causa es un trastorno grave. Tales trastornos incluyen una obstrucción intestinal causada por una invaginación intestinal (deslizamiento de un segmento del intestino dentro de otro, ver Invaginación intestinal) y vólvulo (torsión del intestino, ver ver Malrotación intestinal), así como insuficiencia cardíaca, meningitis y traumatismos craneoencefálicos que causan sangrado intracraneal. Los lactantes con este tipo de trastornos graves a menudo tienen otros síntomas (como vómitos o fiebre) que alertan a los padres de la presencia de un problema más serio. Sin embargo, el llanto excesivo a veces es el primer signo.

El cólico (ver Cólico) se refiere al exceso de llanto que no tiene una causa identificable y que dura al menos 3 horas al día durante más de 3 días a la semana, durante más de 3 semanas. El cólico ocurre típicamente en los lactantes de 6 semanas a 3 o 4 meses de edad.

Valoración

El médico trata de identificar cualquier trastorno que pueda estar causando el llanto persistente en el lactante.

Signos de alarma

Algunos síntomas son preocupantes y sugieren que la causa del llanto es un problema médico:

  • Dificultad respiratoria

  • Hematomas o inflamación sobre la cabeza u otras partes del cuerpo

  • Movimientos anormales o contracciones de cualquier parte del cuerpo

  • Irritabilidad extrema (el manejo o los movimientos habituales causan llanto o malestar)

  • Llanto continuo, sobre todo si se acompaña de fiebre

  • Fiebre en un niño menor de 8 semanas de edad

Cuándo acudir al médico

El niño debe ser evaluado por un médico de inmediato si tiene cualquier signo de alarma, si está vomitando, si ha dejado de comer, o si los padres notan hinchazón del abdomen, un escroto rojo y/o inflamado, o cualquier comportamiento inusual (además del llanto).

Si el niño no presenta estos signos y tiene buen aspecto, los padres pueden intentar medidas típicas tales como la alimentación, poner al niño a expulsar los gases, cambiar el pañal y abrazarlo. Si el llanto continúa después de estas medidas, los padres deben llamar al médico. Este puede ayudar a los padres a determinar la rapidez con la que se debe evaluar al niño.

Actuación del médico

En primer lugar, el médico pregunta acerca de los síntomas del niño y su historial médico. A continuación, realiza una exploración física. Los antecedentes clínicos y la exploración física a menudo sugieren la causa del llanto y las pruebas que pueden ser necesarias ( Algunas enfermedades que causan llanto excesivo en los lactantes y niños pequeños). Los niños con fiebre a menudo tienen una infección, aquellos con dificultad para respirar pueden tener un problema cardíaco o pulmonar, y aquellos con vómitos, diarrea, o estreñimiento pueden sufrir un trastorno digestivo.

El médico pregunta por las características del llanto:

  • Cuándo empezó

  • Cuánto tiempo duran los episodios

  • Con qué frecuencia ocurren

  • Si tiene relación con la alimentación o los movimientos del intestino

  • Cómo responde el bebé a los esfuerzos para consolarlo

Se pregunta a los padres acerca de acontecimientos recientes que puedan explicar el llanto (como vacunas recientes, traumatismos y enfermedades), y sobre los fármacos que recibe el bebé. También se hacen preguntas para valorar el vínculo de los padres con el bebé y cómo manejan las necesidades del niño.

Se debe realizar una exploración física para descartar trastornos que puedan causar incomodidad o dolor. Se exploran sobre todo los ojos del niño en busca de una úlcera corneal y los dedos de las manos, dedos de los pies y el pene en busca de un torniquete de cabello.

Pruebas complementarias

Dependiendo de los síntomas del niño y de la causa que se sospeche, puede o no ser necesario realizar pruebas complementarias. Si el examen del médico no sugiere un trastorno grave, generalmente no se realizan pruebas, pero se puede programar una visita de seguimiento para reevaluar al lactante.

Algunas enfermedades que causan llanto excesivo en los lactantes y niños pequeños

Causa*

Características comunes

Pruebas

Trastornos cardíacos

Insuficiencia cardíaca o ritmo cardíaco anormal

Dificultad para respirar, dificultad para alimentarse y sudoración excesiva

A menudo, un sonido cardíaco anormal detectado durante la exploración del médico

Radiografía de tórax

Electrocardiograma (ECG)

Ecocardiografía

Trastornos gastrointestinales

Alergia a las proteínas de la leche de vaca

Vómitos

Diarrea o estreñimiento

Rechazo de la alimentación

Pérdida de peso, retraso del crecimiento o ambos

Sangre en las heces

Análisis de heces

Síntomas que disminuyen cuando se cambia la fórmula

Posiblemente endoscopia, colonoscopia, o ambas

Estreñimiento

Deposiciones intestinales duras y menos frecuentes que son difíciles de evacuar

A veces dolor manifiesto durante la defecación

A veces desgarros (fisuras) en el ano

Exploración por un médico

Reflujo gastroesofágico

Síntomas que ocurren después de la alimentación, incluyendo irritabilidad o llanto, regurgitación o arqueo de la espalda

A veces tos al tumbarlo o escasa ganancia de peso

Exploración por un médico

A veces, tratamiento con fármacos para inhibir la producción de ácido (si se alivian los síntomas, la causa es probablemente la enfermedad por reflujo gastroesofágico)

A veces, radiografías del tubo digestivo superior después de administrar bario por vía oral o un examen para medir los episodios de acidez o reflujo en el esófago (mediante sonda de pH o sonda de impedancia) o endoscopia

Hernia encarcelada

Bulto rojo, inflamado, doloroso en la ingle

Exploración por un médico

Invaginación intestinal (deslizamiento de un segmento del intestino dentro de otro)

Llanto que se produce en brotes cada 15 a 20 minutos, el niño suele doblar sus piernas hasta el pecho

Más tarde, dolor a la palpación del abdomen y heces con aspecto de mermelada de grosella (porque contienen sangre)

Por lo general en niños de 3 a 36 meses de edad

Ecografía del abdomen

Introducción de aire en el recto (enema aéreo)

Vólvulo (torsión del intestino)

Vómitos, distensión abdominal y/o dolor a la palpación en el abdomen

Posiblemente sangre en las heces o ausencia de heces

Radiografía del abdomen

Enema de bario o de aire

Infecciones

Infección del oído (otitis media)

A menudo síntomas de resfriado (como goteo nasal y tos)

A veces, fiebre

Dolor de oído

Exploración por un médico

Meningitis

Fiebre y letargo o apatía

Abultamiento de las fontanelas (puntos blandos) existentes entre los huesos del cráneo

Inquietud e irritabilidad (especialmente cuando se coge en brazos), desconsuelo y rechazo de las tomas

Punción lumbar

Infecciones de las vías urinarias

A menudo, fiebre

Llanto o quejas de dolor al orinar

Análisis y cultivo de la orina

Traumatismos

Fractura ósea

Inflamación o hematomas

Negativa a utilizar una extremidad

Dolor durante el baño, el cambio de ropa o el examen del médico

Radiografías

Úlcera corneal (un rasguño en la superficie del ojo)

Ningún otro síntoma

Exploración del ojo después de aplicar un colirio que hace visibles las úlceras (prueba de la fluoresceína)

Síndrome del torniquete de cabello

Hinchazón de la punta de un dedo del pie o de la mano, o del pene, detectándose un pelo enrollado por debajo de la hinchazón

Exploración por un médico

Traumatismo craneoencefálico

Llanto agudo inconsolable

A veces, un área inflamada en la cabeza

TC craneal

Otras causas

Fármacos utilizados para tratar los resfriados

Tratamiento farmacológico reciente para el resfriado

Exploración por un médico

Dentición

Un diente en erupción o a punto de entrar en erupción, babeo

A veces, dificultad para dormir o sueño inquieto de noche

En ocasiones fiebre leve

Síntomas que se resuelven después de la erupción del diente

Torsión testicular (giro de los testículos)

Escroto doloroso, hinchado y rojo

Ecografía Doppler del escroto

Reacción a una vacuna

Vacunación reciente (en las últimas 24-48 horas)

Exploración por un médico

*Las enfermedades causan menos del 5% de los casos de llanto excesivo.

Las características incluyen los síntomas y los resultados de la exploración médica. Las características que se mencionan son habituales, pero no siempre están presentes.

TC = tomografía computarizada; ECG = electrocardiografía.

Tratamiento

Se trata la causa concreta. Por ejemplo, se elimina un torniquete de pelo, o se trata con pomada antibiótica una úlcera corneal.

En lactantes en los que no se aprecia ningún trastorno específico, los padres o los cuidadores deben seguir buscando causas obvias de llanto, como un pañal mojado o ropa que es demasiado abrigada, y satisfacer esas necesidades. Pueden intentar otras estrategias. Por ejemplo, se puede calmar a un bebé mediante:

  • Abrazándolo, meciéndole o dándole palmaditas

  • Haciendo que el niño escuche ruido blanco, como el sonido de la lluvia o los sonidos de aparatos eléctricos como un ventilador, una lavadora, una aspiradora o un secador de pelo

  • Viajando en coche

  • Chupar un chupete

  • Utilizando tetinas con un agujero más pequeño si el niño se alimenta con demasiada rapidez

  • Envolviéndolo de forma apretada

  • Haciéndolo eructar

  • Alimentándolo (aunque los padres deben evitar que su intento por detener el llanto ocasione una sobrealimentación del niño)

Cuando la causa del llanto es el cansancio, muchas de las intervenciones anteriores solo consuelan brevemente al bebé y el llanto reaparece tan pronto como el estímulo o actividad se detienen, dejando al niño aún más fatigado. A veces es más eficaz dejar que el niño se calme solo y colocarlo despierto en su cuna de forma que no dependa de sus padres ni de ciertos movimientos, objetos o sonidos para conciliar el sueño.

La madre que está amamantando puede observar que el bebé llora después de que la madre ingiera ciertos alimentos. Entonces, deben evitar el consumo de esos alimentos.

La dentición finalmente pasa, y el llanto que provoca generalmente disminuye con el tiempo. Los analgésicos suaves y los mordedores son beneficiosos.

Apoyo para los padres

Cuando un bebé llora excesivamente, sin razón aparente, los padres pueden sentirse agotados y estresados. A veces la frustración de los padres conduce al maltrato del menor. El apoyo emocional por parte de los amigos, los familiares, los vecinos y los médicos es fundamental para superar el problema. Los padres deben pedir cualquier ayuda que necesiten (con los hermanos del bebé, con encargos y tareas o con el cuidado del niño) y compartir sus sentimientos y sus temores. Si se sienten frustrados, deben tomar un descanso del bebé o del niño que llora y dejarlo en un ambiente seguro durante unos minutos. Esta estrategia puede ayudar a los padres a hacer frente a la situación y a prevenir los abusos.

Los médicos pueden proporcionar información sobre los servicios de apoyo a los padres que se sienten abrumados.

Conceptos clave

  • El llanto es una forma de comunicarse y es parte del desarrollo normal.

  • A menudo, identificar y satisfacer las necesidades del bebé hace que deje de llorar.

  • El llanto normalmente disminuye después de los 3 meses de edad.

  • Menos del 5% de los episodios de llanto son causados por un problema médico.

  • Si los padres están preocupados por el llanto del bebé, pueden llamar a un médico, quien puede aconsejarles sobre la necesidad de evaluar al niño.

  • A veces pueden necesitar apoyo cuando el bebé llora excesivamente, sin razón aparente y no consiguen calmarlo.

Recursos en este artículo