Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Hernia en los niños

Por William J. Cochran, MD, Geisinger Clinic, Danville, PA

Una hernia es una protrusión de una parte del intestino a través de una abertura anómala.

Hernia diafragmática

Algunos lactantes nacen con hernia diafragmática (ver Hernia diafragmática). Una hernia diafragmática es un orificio o debilitamiento en el diafragma (el músculo que separa el tórax del abdomen y que colabora en la respiración). Esta abertura permite que parte del intestino delgado presione sobre la abertura, creando un bulto. A veces el intestino se queda atrapado (encarcelado) en la abertura. En algunos casos la encarcelación bloquea la irrigación del intestino atrapado (estrangulación), con riesgo de rotura (perforación) y peritonitis (inflamación y normalmente infección de la cavidad abdominal y su revestimiento); este cuadro es una urgencia quirúrgica. Un hernia diafragmática de gran tamaño puede disminuir el volumen pulmonar y causar problemas respiratorios. Los médicos intervienen quirúrgicamente para corregir este tipo de hernia. Una hernia diafragmática que se introduce a través de la abertura por la que pasa normalmente el esófago (el hiato) se denomina hernia de hiato (ver Hernia de hiato).

Hernia umbilical

Una hernia umbilical es una pequeña abertura en la pared abdominal en el ombligo o en su proximidad. El intestino delgado protruye a través de la abertura cuando el niño tose o hace fuerza durante la defecación. El intestino rara vez se queda atrapado (encarcelado), y la hernia se cierra por lo general sin tratamiento hacia los 5 años de edad. Si una hernia umbilical de gran tamaño no se ha cerrado a esa edad, el médico puede aconsejar la cirugía. Los remedios caseros, como colocar una moneda u otro objeto sobre la hernia, no funcionan e irritan la piel.

Hernia inguinal

Una hernia en la ingle se denomina hernia inguinal (ver Hernia inguinal). Las hernias inguinales son más frecuentes en los varones, particularmente en los prematuros. Alrededor del 10% tienen hernias en ambas ingles. Dado que las hernias inguinales pueden encarcelarse, los médicos suelen aconsejar la cirugía.