Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Catarata congénita

(catarata infantil)

Por Christopher Fecarotta, MD ; Wendy W. Huang, MD, PhD

Una catarata congénita es la opacidad indolora del cristalino que está presente al nacer o poco después del nacimiento.

Las cataratas congénitas tienen muchas causas. Pueden ser hereditarias (múltiples alteraciones genéticas o cromosómicas), relacionadas con trastornos del metabolismo (como la galactosemia) o causadas por infecciones contraídas en el útero materno (como la rubéola) o por otra enfermedad de la madre durante el embarazo.

Las cataratas pueden afectar un solo ojo o ambos. Pueden pasar desapercibidas a menos que se efectúe una revisión ocular completa en el momento del nacimiento. Al igual que ocurre con otros tipos de cataratas, la opacidad del cristalino en ocasiones obstruye la visión. Los lactantes con cataratas siempre deben ser valorados por un especialista (oftalmólogo).

Si es necesario, el oftalmólogo extirpa las cataratas congénitas a través de una pequeña incisión en el ojo. A muchos niños se les puede implantar una lente de plástico o de silicona (lente intraocular). Después del procedimiento de extirpación, el oftalmólogo receta unas gafas, unas lentes de contacto o ambas cosas para corregir la visión.

Algunas cataratas cubren solo una parte del cristalino (cataratas parciales) y la opacidad comienza durante los primeros 10 años de vida. La visión mejora más cuando las cataratas son parciales.

Aun después de la extirpación de la catarata de un ojo, la calidad de la imagen del ojo operado es peor que la del ojo no operado (suponiendo que este último sea normal). Dado que el cerebro prefiere la imagen de mejor calidad, suprime la imagen procedente del ojo operado, de menor calidad, lo que da como resultado ambliopía (ver Ambliopía (ojo vago)). Si no se puede corregir suficientemente la visión en el ojo operado, a menudo se «penaliza» el ojo sano con un parche o con colirios que nublan la visión. Este procedimiento ayuda al ojo operado a desarrollar una visión normal.

Una vez extirpadas las cataratas en ambos ojos, los niños que tenían una calidad similar de imagen en ambos ojos frecuentemente desarrollan también la misma visión en ambos ojos.