Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Torsión testicular

Por Patrick J. Shenot, MD, Thomas Jefferson University

La torsión testicular se produce cuando un testículo se retuerce sobre su cordón espermático, con lo que se detiene el aporte de sangre al testículo.

Qué es la torsión testicular

La torsión testicular generalmente ocurre en niños entre los 12 y los 18 años de edad, y a veces en lactantes, pero puede suceder a cualquier edad. El desarrollo anómalo del cordón espermático o de la membrana que recubre el testículo posibilita la torsión testicular. Cuando esto ocurre, si no se recibe tratamiento se produce la pérdida del testículo, por lo general en las 6 a 12 horas posteriores a la interrupción del suministro de sangre.

Aparece un dolor agudo y una hinchazón súbita en el testículo. El dolor parece provenir del abdomen y pueden presentarse náuseas y vómitos asociados. A veces aparece fiebre. La persona afectada siente la necesidad de orinar con frecuencia.

La enfermedad se diagnostica por la descripción de los síntomas y los hallazgos de la exploración física. Adicionalmente, pueden obtenerse imágenes, por lo general una ecografía, para confirmar el diagnóstico.

La torsión testicular es una urgencia, porque puede implicar la pérdida del testículo si no se resuelve rápido. El médico puede intentar reparar manualmente la torsión del testículo haciéndolo girar en el interior del escroto. En algunos casos este procedimiento da resultado y la cirugía puede realizarse más tarde. No obstante, por lo general el procedimiento manual no tiene éxito y se requiere de inmediato una intervención quirúrgica para conseguir deshacer la torsión del cordón espermático. Durante la cirugía, tanto si se realiza de manera inmediata o diferida, los urólogos suelen proceder a la fijación de ambos testículos al escroto con el fin de prevenir futuros episodios de torsión.

Recursos en este artículo