Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Personal del hospital

Por Oren Traub, MD, PhD

En función de la atención que necesite, un paciente que permanezca ingresado en el hospital puede interactuar a diario con diferentes miembros del personal. Si los profesionales no se presentan y explican su función, el paciente o la familia deben preguntarle.

Un equipo de atención hospitalaria incluye muchos profesionales diferentes.

Médico responsable

El médico responsable es el líder del equipo y tiene la responsabilidad de tomar las decisiones que afectan al cuidado del paciente, incluyendo el diagnóstico y el tratamiento, así como la supervisión del resto del equipo.

En función del problema que motivó el ingreso, el médico responsable puede ser un médico clínico (un médico formado en medicina interna o alguna de sus ramas) o un cirujano. En las comunidades más pequeñas, el médico de atención primaria del paciente puede actuar como médico responsable.

Residentes y estudiantes de medicina

Algunos hospitales son hospitales docentes. Es decir, el equipo del hospital incluye a estudiantes de medicina que se encuentran en distintas etapas de formación y que son supervisados por el médico responsable.

Un residente es un médico licenciado que se está formando como especialista después de licenciarse en la facultad de medicina.

Aunque estos miembros del equipo no son responsables directos del enfermo a menudo son miembros activos del equipo.

Especialistas

Cuando los pacientes tienen problemas médicos complejos o graves, el médico responsable pide a veces que un especialista evalúe al paciente y recomiende la mejor forma de diagnosticar y tratar los problemas. Por ejemplo, el especialista puede ser un médico que está ampliamente capacitado en el diagnóstico y tratamiento de trastornos del corazón (cardiólogo), los riñones (nefrólogo) o el cáncer (oncólogo). En otros casos, el especialista puede ser un cirujano que tenga experiencia en un área, como el cerebro y los nervios (neurocirujano) o la columna vertebral, los músculos, los huesos y las articulaciones (cirujano ortopédico).

Enfermeras

Los pacientes suelen tener más contacto con las enfermeras asignadas a su cuidado que con cualquier otro miembro del equipo. Las enfermeras administran los fármacos a los pacientes y supervisar y evalúan sus necesidades físicas y emocionales. Cuando la situación clínica del paciente cambia de repente, a menudo las enfermeras son las primeras en detectar el cambio. Entonces informan del cambio al médico.

Enfermeras prácticas licenciadas

Las enfermeras prácticas licenciadas (categoría profesional que existe en Estados Unidos) son supervisadas por las enfermeras y proporcionan los cuidados clínicos básicos. Por ejemplo, comprueban la tensión arterial, colocan catéteres y ayudan a los pacientes a bañarse y vestirse. También hablan aconsejan a los pacientes respecto a los cuidados de salud, responden a sus preguntas, e informan de cómo lo están haciendo a enfermeras y médicos.

Enfermeras en prácticas y asistentes médicos

Estos profesionales (categorías profesionales que existen en Estados Unidos) trabajan en estrecha colaboración con el médico para coordinar el cuidado diario del paciente. También ayudan a realizar los exámenes físicos y a prescribir los fármacos y los tratamientos en casos de problemas médicos o quirúrgicos más comunes o de rutina. Aunque el personal de enfermería y los asistentes médicos (PA, según sus siglas en inglés) no son médicos, tienen formación especializada para el diagnóstico y tratamiento. Son supervisados por los médicos.

Auxiliares de enfermería

Tradicionalmente denominados ayudantes de enfermería, son técnicos que ayudan a las enfermeras en el cuidado de los pacientes. Sus obligaciones pueden incluir:

  • La obtención de las constantes vitales (medir la tensión arterial y la temperatura)

  • Mover a los pacientes hacia y desde la cama o silla de ruedas

  • Ayudar a que se pongan en pie

  • Proporcionar elementos para la comodidad de las personas (tales como almohadas y mantas)

  • A veces, ayudar a alimentar a los pacientes que no pueden alimentarse por sí mismos

Fisioterapeutas

Los fisioterapeutas valoran y tratan a las personas que tienen dificultades funcionales; por ejemplo, para caminar, cambiar de posición, o ir de la cama a la silla. Estos problemas pueden aparecer o empeorar en el hospital porque los pacientes tienen que permanecer en cama mucho tiempo (reposo en cama), como puede ocurrir después de la cirugía, o porque su enfermedad empeora.

Los fisioterapeutas evalúan la fuerza, la resistencia, y la coordinación del paciente y diseñan programas de ejercicios durante el ingreso para ayudar a que el paciente sea más independiente y tenga mejor desempeño funcional. A menudo, los fisioterapeutas ayudan a los médicos a determinar si es probable que el paciente sea capaz de funcionar de forma autónoma en su domicilio después de ser dado de alta del hospital, o si puede necesitar ayuda domiciliaria, o si tiene la necesidad de permanecer en un centro de media estancia para recibir fisioterapia adicional.

Terapeutas ocupacionales

Los terapeutas ocupacionales evalúan la capacidad de los pacientes para realizar sus actividades diarias. Estas actividades incluyen comer, vestirse, asearse, bañarse, ir al baño, cocinar y realizar la limpieza.

Los terapeutas ocupacionales pueden recomendar estrategias y dispositivos para ayudar al afectado a desenvolverse de modo más independiente.

Logopedas

Estos profesionales se especializan en la evaluación y tratamiento de los trastornos que interfieren con la deglución y/o la comunicación. También evalúan los procesos de pensamiento que intervienen en la comunicación. Los logopedas trabajan de cerca con los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular o que tienen un trastorno que interfiere con la deglución o la comunicación. Por ejemplo, si un derrame cerebral ocasiona que el paciente tenga problemas con la deglución, el logopeda recomienda que los alimentos tengan determinadas texturas. También aconseja formas de deglutir que pueden impedir que la comida penetre en los pulmones en lugar del estómago.

Farmacéuticos hospitalarios

Los farmacéuticos se especializan en cómo ejercen su efecto los fármacos y en cómo interactúan entre sí. Los hospitales tienen farmacéuticos en su personal que supervisan el uso de los fármacos en el hospital. Si es necesario, enseñan a los pacientes cómo tomar con seguridad y eficacia los fármacos que se les han prescrito. Por ejemplo, pueden aconsejar al paciente que evite alimentos específicos que interactúan con los fármacos prescritos o enseñarle cómo inyectarse fármacos (como la insulina) en el hogar.

Trabajadores sociales

Los trabajadores sociales proporcionan apoyo, información y educación. Ayudan a la gente a prepararse para el alta del hospital identificando y organizando servicios de apoyo que pueden ser proporcionados en el hogar y en la comunidad. Por ejemplo, es posible que se remita al paciente a un centro de apoyo si no se encuentra lo suficientemente bien como para volver a su casa y necesita atención continua y fisioterapia después del alta del hospital. Los trabajadores sociales también coordinan ciertas necesidades de atención de salud en el hogar, incluyendo una enfermera o un fisioterapeuta de asistencia a domicilio y la obtención de equipamientos médicos como sillas de ruedas y camas de hospital.

Dietistas

Los dietistas tienen una formación especializada en nutrición y ayudan a determinar las necesidades dietéticas de un paciente y a planificar sus comidas dentro y fuera del hospital, según lo solicitado por el médico. Al planificar las comidas, los dietistas consideran las preferencias personales, culturales y religiosas del paciente con respecto a los alimentos.

Ciertas enfermedaddes conllevan necesidades dietéticas específicas. Por ejemplo, los diabéticos necesitan una dieta baja en azúcar, y algunas personas con problemas renales necesitan una dieta baja en potasio. Los dietistas pueden asesorar sobre qué alimentos cumplen estos requisitos y cuáles se deben evitar.

Intérpretes

Para las personas sordas o con dificultades auditivas y para las personas cuyo primer idioma no es el inglés, los hospitales proporcionar un intérprete que tiene habilidades especiales en terminología médica. A veces, el intérprete está presente en persona, y, a veces, está disponible por teléfono o videoconferencia desde la habitación del paciente.

Otros miembros del equipo

Otros miembros del personal pueden estar involucrados en la atención hospitalaria. Pueden incluir un radiólogo, un técnico de radiología, un terapeuta respiratorio para pacientes con este tipo de problemas, los celadores que se encargan del transporte de los pacientes en el hospital, religiosos y voluntarios.